A Good Day to Die Hard (2013).

Por Hugo Pagán Soto

De alguna manera el personaje de John McClane se las arregló para enquistarse por siempre en la historia del cine, de seguro que algunos ya habrán saltado de la silla al leer esta afirmación, pues le decimos que es así el Sr. Bruce Willis y su personaje de “Duro de Matar” ofrecieron al cine una de las mejores películas de acción de todos los tiempos. Por allá por 1988 John McTiernan concibió la primera “Die Hard” y así nació John McClane, un duro detective de policía que queda atrapado entre un grupo de terroristas con un plan macabro y el se erige como la última esperanza de salvar el día.

Seguido el éxito de la primera las secuelas no se hicieron esperar, hasta llegar ahora a la quinta, si quinta parte de estas “Duro de Matar”. “A Good Day to  Die Hard” llega 25 años después de haber nacido el personaje, tiempo para el cual podría ya estar retirado, pero no en el celuloide nadie envejece y mucho menos los héroes de acción. Es como si Hollywood se aferrara a ese producto que le brindó el éxito en bandeja de plata, como si no quisiera dejar morir a uno de sus hijos, como si buscara el oro con la misma formula que lo encontrara años atrás.

Con esta nueva película de la saga del rudo detective John McClane nos parecediehardcb11 que buscan establecer un relevo del personaje, algo así como pasar la antorcha de una generación a la otra. Algo similar intentó Spielberg en 2008 con su personaje de Indiana Jones y resultó un fracaso, es que no es cosa fácil reinventar o relevar una leyenda. Personajes tan icónicos son irrepetibles surgen no solo de la pluma de un guionista, sino también de las circunstancias que los rodean y del destino que les sonríe, es como querer revivir a un Bogart con su Rick Blaine de “Casablanca”, guardando la distancia.

“A Good Day to Die Hard” promete entretenimiento de principio a fin, cargada de acción al por mayor y al detalle el filme deja poco espacio para respirar. El director John Moore entrega la película con más secuencias de persecuciones, balaceras y peleas de toda la saga, algo que aunque ha sido parte de las películas de “Duro de Matar” no lo ha sido todo. Aquí el guión y los diálogos que fueron piedra angular en los inicios del personaje de Bruce Willis quedan totalmente relegados a un segundo plano, el filme pasa de una secuencia de acción a la otra sin importar la coherencia de su historia.

Bruce Willis no es ni la sombra de la que fue cuando en aquella torre Nakatomi se enfrentó a un despiadado Hans Gruber, la gracia y el carisma de ese primer John McClane ya es historia. Hablando de Gruber y la primera “Die Hard” en esta encontraremos un guiño con alusión directa a una de las secuencias más memorables entre el personaje de Hans Gruber y John McClane. Y que decir de Jai Courtney, que apenas conocimos ayer, le corresponde el papel de Jack McClane y como ya dice el dicho “hijo de gato caza ratón”, pues Jack también hace lo de su padre. Lamentablemente este Courtney tiene unos zapatos muy difíciles de llenar y no lo imaginamos como un sucesor de John McClane, si es que tal cosa es posible.

El filme resulta entretenido y por 1 hora y 30 minutos al menos no quisimosA GOOD DAY TO DIE HARD abandonar la sala despavoridos, pero si miramos hacía atrás y repasamos las anteriores películas de la saga esta nos resulta el eslabón más flojo. Para los amantes de las películas de acción encontraran en esta un suculento plato, pero para los mas cercanos al eterno personaje de John McClane pueden salir un poco decepcionados, solo veremos a Willis brillar en unas cuantas secuencias.

Calificación: 5/10

Ficha Técnica:

  • Dirección: John Moore.
  • Guión: Skip Woods, Roderick Thorp.
  • Protagonistas: Bruce Willis, Jai Courtney, Sebastian Koch.
  • Género: Acción.
  • Duración: 97 min.
  • País: USA.

HPS

 

 
 
VOTE
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Leave a Reply