Bacalaureat (2016)

POR: HUGO PAGÁN SOTO

Cristian Mungui no es un nombre que suene muchas campanas, al menos no por estos predios caribeños. Algunos tal vez recuerden “4 meses, 3 semanas, 2 días”, película ganadora en Cannes y que se paseó por el mundo entero recogiendo premios. Aunque ahora vamos a abordar su obra más reciente recomendamos que busquen la antes mencionada para que entiendan el calibre de este director. Con BACALAUREAT el director Rumano vuelve a pisar Cannes y en esta ocasión se lleva a casa el premio de Mejor Director.

Al igual que en sus otras películas Mungui se involucra de manera directa en la realización del guión. Aquí nos lanza contra un drama familiar que va escalando en intensidad hasta dejarnos exhaustos. La sensación de la tragedia inminente se hace cómplice de la historia para lograr que la película nunca pierda su ritmo, el director maneja muy bien el tiempo narrativo logrando de forma precisa desarrollar sus personajes sin apresurarse y dejando que el espectador colabore para adentrarse en cada uno de ellos. “Bacalaureat” es una historia que puede parecer intrascendente y hasta ordinaria. Por un lado tenemos al padre dedicado que se ha propuesto que su hija obtenga una beca y pueda hacer sus estudios fuera de su tierra natal en pos de encontrar mejores oportunidades de vida y por el otro tenemos a esa adolescente que se muestra con las inseguridades propias de esa etapa de la vida. A esos ingredientes le sumamos un hecho inesperado que sacude el aparente statu quo de esta familia.

Adrian Titieni interpreta a Romeo, el decidido padre que no se detendrá hasta lograr su objetivo. La actuación de bacaTitieni es maravillosa, su lenguaje corporal es perfecto y lo vemos aún mejor cuando se enfrasca en duelos de interpretación a puro diálogo con sus colegas. Igual se muestra una joven Maria-Victoria Dragus en el rol de Eliza la talentosa joven en la cual el padre cifra todas sus esperanzas. La fuerza en pantalla de esta actriz es deslumbrante y la capacidad con que transmite las emociones nos hace conectar con su personaje y los dilemas existenciales que este enfrenta. Esa Eliza se convierte en el centro de todo y en el combustible que hace que “Bacalaureat” se mantenga a toda marcha durante sus 127 minutos. Todo el elenco de esta película, incluso los personajes que menos tiempo tienen en pantalla, es un deleite. Aquí no hay personajes pequeños, todas las piezas son determinantes y es preciso mantener la mirada atenta en cada fotograma para no perder el paso.

Técnicamente no hay manchas que se puedan mencionar y vale sacar un plato a parte para el director de fotografía Tudor Vladimir Panduru, que se estrena con este su primer largometraje de ficción. Lo del señor Panduru es para aplaudir, su fotografía es sin dudas uno de los aspectos mas sobresalientes del filme. Si bien Cristian Mungui nos lleva en un drama que explora los aspectos mas recónditos de las relaciones familiares su película también es un grito que delata las condiciones socio-políticas de un país con un estado débil y que se tambalea por los golpes de sus funcionarios corruptos. Pero sin dudas lo que prevalece, lo que se impone, es la lucha en los dilemas éticos-morales de Romeo y su hija Eliza.

9/10

Ficha Técnica:

  • Dirección: Cristian Mungui
  • Guión: Cristian Mungui
  • Reparto: Adrian Titieni,  Maria-Victoria Dragus, Rares Andrici
  • Género: Drama
  • Duración: 127 min
  • País: Rumania

HPS

 
 
VOTE
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Leave a Reply