Dark Passage (1947).

Cuando “Dark Passage” se presentó por vez primera en las salas de cine la recepción tanto del público como de la crítica no fue la mejor, en esa  época Humphrey Bogart y Lauren Bacall eran la pareja del momento y los estudios de la Warner habían puesto sus ojos en este proyecto para convertirlo en un éxito  rotundo en la taquilla, apoyándose básicamente en la buena acogida que habían tenido los dos filmes previos que habían estelarizado Bogart & Bacall.

El tiempo ha levantado la imagen de este estilizado film noir muy atrevido en su estructura y composición, bajo las ordenes del director Delmer Daves mejor conocido por su trabajo como guionista en The Petrified Forest (1936), la Warner Brothers puso este ambicioso proyecto en marcha. Utilizando como punto de partida la novela de David Goodis el director Daves fue el responsable de escribir el guión.

Humphrey Bogart interpreta a Vincent Parry un convicto que ha sido condenado por el asesinato de su esposa y que en la secuencia inicial del filme vemos como escapa de la cárcel, tras su huida Parry es rescatado en el camino por una misteriosa mujer (Lauren Bacall) la cual él no conoce pero sabe que es su única posibilidad de concretar su sueño de fuga. A medida que el filme avanza nos damos cuenta de las razones que llevaron a la misteriosa mujer a ayudar al convicto y del afán incansable de Vincent por probar su inocencia. Durante casi la primera mitad de la película nunca vemos la cara de Bogart, todas la escenas que este se ve involucrada son mostradas desde su punto de vista, utilizando la técnica de la cámara en primera persona. No es si no hasta que el personaje de Vincent Parry se somete a una cirugía plástica para cambiar su rostro cuando finalmente vemos al tan esperado Bogart.

Como todo buen filme noir la historia discurre en completo misterio y vamos descubriendo una mentira tras otra, en la búsqueda implacable de la verdad sobre el personaje de Bogart. En muchas ocasiones el intricado guión nos agarra con la guardia abajo y aprovecha para dejarnos sin aliento por unos instantes, lamentablemente esta no es la norma sino la excepción lo que hace que la historia pierda un poco de fuerza. Pero en conjunto es una película bien lograda.

De los cuatro filmes que Bogart y Bacall rodaron juntos en este es donde la Bacall lleva la ventaja en interpretación, por supuesto debemos recordar que Bogart se pierde una parte de la película debido a la técnica de dirección, pero aun cuando finalmente surge en pantalla no impacta con la fuerza que nos tiene acostumbrados. A pesar de esto la química entre ambos sigue intacta y es simplemente genial, el filme cuenta con una Agnes Moorehead en el rol de Madge Rapf una semi-femme fatale que nos deleita con una excelente interpretación. En un papel menor pero que reviste importancia dentro del guión esta un Tom D’Andrea como el taxista Sam que con sus pocos minutos en escena logra una actuación muy buena.

Quizás la osadía del director Delmer Daves de no utilizar la cara de Bogart durante la primera parte del filme fue lo que mas le costó y contribuyó con la mala acogida del filme en su momento y no dudamos que lo pretencioso que resultó el guión también haya tenido su parte, no obstante el filme no deja de ser muy bueno y mas cuando lo encasillamos como lo que es, un perfecto film noir.

Un “must see” para los amantes del film noir.

Calificación: 7.3/10.

Ficha Técnica:

  • Título original: Dark Passage.
  • Dirección: Delmer Daves.
  • Guión David Goodis (novela), Delmer Daves.
  • Reparto: Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Agnes Moorehead.
  • Género: Film Noir.
  • País: USA.
  • Duración: 106 min.
—-
HPS
 
 
VOTE
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Leave a Reply