Cine Diccionario

Qué fue el Código Hays?


El Código de Producción de Películas o por su nombre en inglés The Motion Picture Production Code, era el conjunto de reglas de censura y lineamientos que regia a la mayoría de los filmes de la industria de Hollywood en el periodo comprendido entre 1930 – 1968. El infame código recibió el nombre de Código Hays debido a Will H. Hays quien en ese momento era el jefe de censura en Hollywood.

El código fue elaborado en el año 1930 pero su vigencia comenzó realmente en el 1934 y el último año de su vigencia fue en 1968. La creación del código tuvo sus raíces en la concepción de dos miembros de la iglesia católica, Martin Quigley y el padre Jesuita Daniel Lord quienes estaban muy preocupados por el efecto de las películas en los niños y en los mensajes que estas pudieran llevar a las masas, ellos redactaron unas series de reglas que sometieron a los estudios para su aprobación.

Básicamente el contenido del código abarcaba dos grandes partes, la primera se enfocaba en los “parámetros generales” de los que se consideraba una conducta moral correcta y la segunda consideraba la forma apropiada de mostrar las acciones en las películas, que no era más de un conjunto de cosas que no se debían mostrar en un filme.

Aunque el código podía no ser muy específico en algunos aspectos si habían algunas prohibiciones que de manera clara o no se entendían de este como:

  • El uso de homosexualidad.
  • Los desnudos estaban totalmente prohibidos.
  • El uso de palabras ofensivas u obscenas.
  • El uso de parejas de raza mixta (los esposos debían ser de la misma raza).
  • Toda acción criminal debía ser castigada.
  • Toda relación fuera de matrimonio debía ser condenada.
  • Político, policías o jueces, solo podían ser villanos bajo condiciones muy específicas.
Estas son solo algunas de las cosas que el código censuraba y que los estudios, directores y productores debían tomar en cuenta para elaborar sus filmes. Con frecuencia los directores buscaban formas para evitar la censura y poder hacer sus películas sin que el código se las mutilara.
Filmes como Anatomy of a Murder (1959) del director Otto Preminger y Sunset Boulevard (1950) de Billy Wilder, entre muchos otros, desafiaron al código y lograron exhibir cintas que para el nivel de censura de la época resultaron un escándalo y fueron duramente criticadas. La de Preminger por ejemplo que trataba sobre un juicio por asesinato utilizaba constantemente palabras como “panty”, “violación” y otras mas, en al caso del filme de Wilder, un film noir, presentaba la decadencia de la sociedad de Hollywood y mostraba el lado oscuro de las estrellas, planteándolo de una manera dura.
Sin lugar a dudas mientras tuvo vigencia dicho código hacer un filme resultaba una tarea tiránica para poder presentar un trabajo que no fuera mutilado. Por suerte hoy ya no existen ese tipo de censuras desmedidas y sin sentido y podemos ver obras donde se expresan todo tipo de ideas.
—-
HPS
Críticas

Bridesmaid (2011).

Para ser honesto no esperaba mucho de esta película al ver los avances y ver los afiches esperaba encontrarme con una simple comedia romántica o uno de los denominados “chick flicks” que en estos tiempos son tan comunes, pero para nuestra buena fortuna el resultado fue totalmente diferente. Desde la misma secuencia inicial nos percatamos de que esta no sería una comedia convencional en su estilo.

Damas de Guerra fue el título con el cual se estreno en nuestro país, el filme cuenta la historia de Annie (Kristen Wiig) y Lillian (Maya Rudolph) dos amigas inseparables desde la infancia, ambas han tenido problemas para mantener relaciones amorosas estables, cuando un buen día el novio de Lillian le propone matrimonio la noticia lejos de alegrar a su mejor amiga Annie le cae como un cubo de agua fría. Por su relación tan estrecha Lillian le pide a Annie que sea su “dama de honor” para la boda, esto implica que Annie tendrá que encargarse de todos los pormenores previos a la boda. Pero no todo será color de rosa para estas dos amigas pues en el medio de las dos se interpondrá Helen (Rose Byrne) quien conoce a Lillian y hará todo lo posible convertirse en su nueva mejor amiga. Todo esto genera una guerra entre Annie y Helen con consecuencias funestas para todos, que darán paso a las mas alocadas situaciones.

Con solo ver a los personajes principales sabemos que nos enfrentamos a algo diferente, aquí no tenemos a la típica chica de cara bonita y sus amigas, por el contrario tenemos actrices naturales que hasta se salen de los “standares” de la belleza de Hollywood, pero en cambio nos ofrecen personajes creíbles y graciosos hasta el extremo. El filme se las ingenia para colocar a este grupo de chicas en las situaciones mas inusuales que podamos imaginar, que por su puesto generan carcajadas hasta el punto de dejarnos sin aliento.

El filme posee una fuerte carga de chistes visuales y de lineas bien elaboradas que de principio a fin nos hicieron reír hasta el cansancio, gracias al balance que posee el guión también tuvimos ratos para respirar un poco y prepararnos para la siguiente escena. Y es que el humor funciona pues no es forzado si no que se da de manera natural, como por ejemplo: en una secuencia las damas y la novia deciden que van a viajar a Las Vegas a celebrar la “despedida de soltera” pero hay un problema, una de ellas tiene fobia a volar, y para colmo termina sentándose al lado de una extraña que se pone histérica en los vuelos, todo esto se conjuga para dar como resultado un secuencia que nos despoja de risas al por mayor.

Lo interesante de la película es que dentro de toda esa maraña de risas y situaciones alocadas podemos encontrar un mensaje que se nos entrega no envuelto en papel de regalo  sino en una caja de sorpresas.

Kristen Wiig está fenomenal como Annie y además es co-guionista del filme, Rose Byrne hace la contra-parte perfecta como su rival Helen y Melissa McCarthy ofrece un papel genial como Megan.

Paul Feig quien con a penas su segundo largometraje hace un buen trabajo detrás de cámara manteniendo el pulso de la película y entregando un trabajo bien terminado y que durante dos horas no nos deja respirar sino para volvernos a matar de la risa. Con un humor para adultos que a veces raya el límite de lo grosero pero sin molestar y con una formula efectiva garantiza la satisfacción.

Al ver este filme nos recuerda películas como: Hangover (La primera), Superbad y Knocked Up, con los cuales por su forma y tipo de humor guarda un ligero parecido y que les aseguramos que si disfrutaron de las antes mencionadas la presente no los defraudará.

Calificación: 7/10.

Ficha Técnica:

  • Título original: Bridesmaid.
  • Dirección: Paul Feig.
  • Guión: Kristen Wiig, Annie Mumolo.
  • Reparto: Kristen Wiig, Maya Rudolph, Rose Byrne.
  • Género: Comedia.
  • País: USA.
  • Duración: 125 min.
—-
HPS