Directores

My Own Private Idaho (1991).

Por Frank Félix García.

Ayer tuve un sueño extraño. Soñé que era parte de una película. Al principio no sabía exactamente de cuál, pero estaba seguro de que era una película ya que podía ver a los espectadores del otro lado de la pantalla, sentados en una moderna sala de cine. Las imágenes en mi sueño eran aun más cool que los efectos 3D. A pesar de que los personajes eran indiferentes a mi presencia en su mundo, la experiencia no dejó de ser extraña, pero a la vez hipnotizadora.

La escena que recuerdo más viva en mi sueño, es aquella en la que me encontraba  fumando en un restaurante chino. Mientras disfrutaba de mi cigarrillo, escuchaba a varios jóvenes hablando como si fuera un documental, acerca de sus experiencias sexuales en las calles, de sus sueños y de sus frustraciones. Inmediatamente pensé:

Jóvenes, frustraciones, autodescubrimiento y sexualidad. Esto sin duda alguna es una película de Gus Van Sant. Mi suposición fue correcta y gracias a las pistas que poco a poco fui recibiendo no tardé en reconocer el título de la película en la que me encontraba. Palabras como ‘narcolepsia’, ‘sexo en venta’, ‘madre desaparecida’, ‘amor’, ‘decepción’, ‘libertad’ y ‘tristeza’ me dijeron la verdad. Se trataba del film de 1991: “My own private Idaho”

Realicé un gran viaje de Seattle a Portland, de Idaho a Roma, luego de vuelta a Portland y una vez más a Idaho. Aunque ellos no me veían, fui parte de la travesía de Mike Waters y Scott Favor; dos jóvenes que se dedican a vender sus cuerpos a hombres en las calles de Portland.

Mike es un joven homosexual que sufre de narcolepsia y está obsesionado con encontrar a su madre perdida; este personaje es magistralmente interpretado por el fallecido River Phoenix (no digo que la interpretación de River sea magistral solo por el hecho de que River está muerto y le debo respeto. No, su interpretación desde el principio hasta el final es excelente, el chico tenía la presencia de una estrella).

Scott es un joven heredero que entra en el mundo de la prostitución como una forma de expresar su rebeldía ante su padre, y la hipocresía de la alta sociedad en la que se crió. Scott es interpretado por un jovencísimo Keanu Reeves quien realiza una interpretación de 6-7, aceptable-buena, ya que no me convence del todo, pero esto no hace que la película se tambalee ni por un solo segundo ya que el trabajo en equipo prevalece.

El film está cargado de detalles, de buenas escenas y diálogos que la convierten en una película de culto; me encanta la escena en la que le practican sexo oral a Mike y al momento del clímax presentan una casa cayendo desde el cielo y rompiéndose en mil pedazos al besar el suelo. Otra inolvidable es aquella en donde Mike le declara su amor a Scott.

Este es el diálogo que de acuerdo a varios cinéfilos hace que el film trascienda:

Scott: I only have sex with a guy for money.

Mike: Yeah, I know, I mean…
Scott: And two guys can’t love each other.
Mike: Yeah. Well, I-I don’t know, I mean, I mean for me, I could love someone even if I, you know, wasn’t paid for it. I love you, and… you don’t pay me.

Gus Van  Sant es uno de esos artistas que dejan el alma en lo que hacen. La forma en que fueron filmadas las escenas de coito, nos hace ver el genio creativo del director. Los espectadores sentimos su esencia en cada toma. Sus películas solo se parecen a él.

El film no tiene desperdicio; desde los personajes principales hasta los secundarios, todos se unen y forman una pieza entrañable que nos rapta y nos hace sentir que somos parte de un sueño que ningún efecto especial podrá superar jamás.

My Own Private Idaho” es delicada, arriesgada, triste y muy loca. Reúne detalles que al unirse la convierten en una obra de arte.

 

Ficha Técnica

  • Dirección: Gus Van Sant
  • País: EEUU
  • Año: 1991
  • Duración: 104 minutos
  • Género: Drama
  • Intérpretes: River Phoenix, Keanu Reeves, James Russo, Flea.

—-

Escrito por Frank Félix García para la Revista CINEASTA.

Críticas

Crazy, Stupid, Love (2011).

Por Hugo Pagán Soto.

De los montones de comedias románticas que todos los años inundan las salas de cine (especialmente de la industria Hollywood) siempre aparecen dos o tres que nos sorprenden, pues claro como estamos cansados de la misma cursilería siempre nos preparamos para lo peor. Para suerte nuestra esta “Crazy, Stupid, Love” nos dejó una buena sensación y podemos decir que nos ha gustado.

La historia del filme puede parecer a simple vista simple y hasta repetitiva, el padre de familia que se encuentra en medio de una crisis matrimonial, su esposa ya no lo valora como antes y le solicita el divorcio. A partir de aquí el hombre tendrá que superar el trauma del rompimiento y tratar de re-hacer su vida al mismo tiempo que desea conservar la relación con sus hijos. Una noche que se encuentra embriagándose en un bar  conoce a un misterioso joven que le promete ayudarlo a organizar su vida sentimental y hacerlo re-descubrir su “hombría perdida” y desde este punto que las cosas se ponen realmente interesantes.

Uno de los principales puntos del filme es como logra combinar el drama y la comedia y para esto se vale de un elenco donde cada uno de los actores juega su papel de una manera convincente. Tenemos a un Steve Carell como Cal Weaver el patético padre de familia que ha perdido el norte de su vida en una interpretación con mucha calidad, vemos a un Ryan Gosling dando vida a Jacob Palmer un gurú con las damas una especie de “Don Juan” moderno. Debemos agregar también a Julianne Moore, Jonah Bobo, Emma Stone y Marisa Tomei que de manera perfecta desarrollan su parte y le dan credibilidad y fuerza a la historia.

Los directores Glenn Ficarra y John Requa comprten créditos y hacen un buen trabajo plasmando el guión de Dan Fogelman. Cuando vemos la historia por momentos nos recuerda aquella “Hitch” que protagonizara Will Smith y nos parece como si fuera una copia con ciertas variaciones, pero para sorpresa nuestra la presente tiene su propio estilo y el trasfondo de la historia tiene un argumento mas serio y encierra un mensaje más profundo.

Con el balance adecuado entre humor y drama “Crazy, Stupid, Love” nos monta en una montaña rusa de emociones que tiene sus momentos de brillantez y que en muchas ocasiones nos sorprende con los giros inesperados de la historia. Aunque la historia no escapa del “cliché” esto no le resta y a pesar de esto se mantiene y termina por ser un filme sólido.

Calificación: 6.8/10.

Ficha Técnica:

  • Dirección: Glenn Ficarra, John Requa.
  • Guión: Dan Fogelman.
  • Reparto: Steve Carall, Ryan Gosling, Julianne Moore, Emma Stone.
  • Género: Comedia, Drama.
  • País: USA.
  • Duración: 118 min.

—-

HPS

 

Protagonistas

Ryan Gosling, el nuevo Chico del Barrio.

Por Hugo Pagán Soto.

Para cuando vimos “Drive” filme protagonizado por el Sr. Ryan Gosling, ya teníamos bien claro que la calidad y el talento son dotes de los cuales este joven actor Canadiense puede presumir a todas sus anchas. Ryan Thomas Gosling nació en London, Ontario un 12 de Noviembre de 1980, desde muy pequeño Gosling demostró talento para la actuación cuando tenía apenas 8 años participó en el show de televisión “The Mickey Mouse Club”, su participación en este especial de televisión se prolongó por casi dos años y en este tiempo compartió vivienda con la familia de un compañero de programa llamado Justin Timberlake.

El Debut de Gosling en la gran pantalla llegaría en el año 2000 con un papel secundario en el filme “Remember The Titans” protagonizado por Denzel Washington, que trata sobre la historia de la vida real de un equipo de fútbol americano de una escuela secundaria que tienen que luchar con problemas de racismo. En esa ocasión el papel de Gosling no era de mucho peso pero tenía cierta importancia dentro de la historia y pudimos ver un destello de lo que se avecinaba.

Con el paso de los años Gosling ha dado pasos firmes y se ha establecido como un actor de mucho peso dentro de la industria y ha demostrado que tiene talento suficiente para enfundarse en cualquier papel que se le cruce enfrente, para demostrar esto vamos a analizar algunos de los papeles que mas me han impactado de esta nueva estrella del cine.

Aquí mi Top 5 de Ryan Gosling:

DEAN / Blue Valentine (2010).

La clave: Esta es hasta el momento (aun no hemos visto “The Ides of March”) la actuación mas completa de Gosling, en una película que descansa todo su peso en la actuación, lo vemos junto a una Michelle Williams y ambos hacen un dúo fenomenal. Haciendo gala de una fuerza interpretativa asombrosa Gosling se devora un papel que le exige mucho a nivel emocional y de expresiones. Ver  su interpretación es entender el mas puro significado de lo que es actuar.

LARS LINDSTROM / Lars and the Real Girl (2007).

La clave: Quizás uno de los filmes menos cacareados del actor pero uno de los mejores a nivel de actuación, Gosling interpreta a un joven con problemas sociales que se obsesiona con una muñeca infla-ble y establece una relación amorosa con ella. Una vez más Gosling se sumerge en un papel muy demandante a nivel psicológico y pasa la prueba, su interpretación es simplemente fabulosa.

Driver / DRIVE (2011).

La clave: En un papel que parecería sencillo pero que en realidad solo luce así porque se trata de Gosling del otro lado de la pantalla, en esta ocasión el Sr. Gosling se mete en la piel de un doble de riesgo que por las noches se dedica a prestar sus servicios como conductor a malhechores para ayudarles a escapar la escena del crimen. En este filme lo mas impactante es la presencia y la fuerza que imprime su carácter en la pantalla, mas que exigirle por sus diálogos el reto llega en tener que dar vida a un personaje frío y brutal pero que a la vez puede ser dócil y tierno, una especie de Dr. Jekyll & Mr. Hyde.

DAN DUNNE / Half Nelson (2006).

La clave: El punto neuralgico aquí es muy sencillo Gosling interpreta a un profesor de una escuela secundaria que tiene una adicción a las drogas y es descubierto por una de sus estudiantes, pero esta en vez de denunciarlo establece una amistad con él. Puede sonar repetitivo pero Gosling una vez mas esta al máximo en este filme incluso su actuación está por encima de la película.

NOAH / The Notebook (2004).

La clave: Este es el filme que le dio el impulso definitivo a la carrera de este joven actor, de la mano del director Nick Cassavetes nos llega esta inusual historia de amor en la que Gosling interpreta a un joven de clase baja que se enamora de una muchacha de clase alta y aunque puede sonar a novela barata les aseguro que no lo es. Junto a Rachel McAdams nos embarcamos en una de las mejores historias de amor de la época moderna del cine y claro Gosling una vez más se comporta a la altura.

—-

HPS

Críticas

La Piel Que Habito (2011) de Pedro Almodóvar

Gracias a los amigos de Palacio del Cine pudimos disfrutar del screening meridiano del más reciente filme del aclamado director Español Pedro Almodóvar “La Piel Que Habito”. Lo primero es decir que la experiencia ha sido más que placentera, el filme es un verdadero viaje, una experiencia delirante de cinematografía pura, una muestra más de como un director con talento puede entrar en nuestras mentes y jugar a su antojo con ellas.

Dudas no deben caber sobre la capacidad de Almodóvar para contar historias, el director posee una agudeza y una perspicacia única para contar sus relatos, para refrescar la memoria basta con recordar películas como: Carne Trémula, Todo Sobre Mi Madre, Hable con Ella, Volver y de seguir seguro que terminaríamos por nombrar toda su filmo-grafía. La presente vuelve a re-afirmar esa capacidad de este ingenioso director, aferrándose a una historia compleja sacada de la novela “Tarantula” del escritor Thierry Jonquet, Almodóvar logra el intrincado guión que da vida a este intenso relato.

Aunque quisiéramos contarles o por lo menos resumirles de que va el guión de esta película la tarea sería casi imposible. Para que tengan una idea general la historia se centra  sobre el personaje de Robert Ledgard (Antonio Banderas) un prestigioso doctor que se encuentra en medio de una investigación importante tratando de desarrollar un tipo de “super piel” que resista mucho más que la piel humana, es aquí cuando entra en juego el misterioso “conejillo de indias” que utiliza el Dr. Robert en su intenso proyecto. A medida que se desarrolla la historia vamos conociendo de manera mas profunda el oscuro pasado del doctor gracias a una serie de extraños personajes que van interviniendo en su vida y de manera sutil entendemos que sus motivos van mucho más allá de la ciencia.

Con una trama misteriosa llena de suspenso y con un ritmo que por momentos tiene unos toques de Neo-Noir, la película posee una fuerza que nos atrapa desde los títulos iniciales con un fade in que nos muestra una postal de la ciudad de Toledo con los títulos rojos super-impuestos que nos indican que vamos en un viaje al futuro cercano cuando nos muestra “año 2012” y de manera rápida nos lleva dentro de una bella pero misteriosa casa que resulta ser a la vez una especie de laboratorio con tecnología de punta. Es como si Almodóvar nos quisiera decir que lo que estamos a punto de ver puede de alguna manera estar sucediendo ahora mismo.

El manejo del suspenso está tan bien llevado que hasta el propio Hitchcock quedaría satisfecho, secuencia tras secuencia la tensión va creciendo y la intriga se hace casi inaguantable nos hace querer conocer el desenlace de manera inmediata. Por supuesto todo esto se logra gracias a un trabajo impresionante de edición a cargo de José Salcedo un habitual colaborador en los filmes del director Español. La edición es tan perfecta que nos lleva sin tropiezos por una historia compleja y llena de giros. Para completar y como si fuera la cereza del pastel se suma la fotografía maravillosa de José Luis Alcaine, que nos regala una verdadera experiencia visual que se va construyendo como la delicada obra de un artesano con cada pieza en su lugar, el uso de los colores y los ángulos de la cámara así como el movimiento de la misma funcionan como las piezas de un reloj suizo.

En lo que respecta a las actuaciones podemos decir que Banderas es otro cuando actúa en “Español” el papel le sienta muy bien y claro ir de la mano de un director del calibre de Almodóvar seguro que le ayuda a sacar lo mejor de él, definitivamente su rol es el de mayor peso en el filme y el actor llena las expectativas. Elena Anaya (Vera Cruz) en un papel insólito se nos mete en la piel y nos cautiva con una excelente interpretación. Marisa Paredes como Marilia en un rol secundario pero que aporta mucha fuerza a la historia.

Por último aunque no por menos “La Piel Que Habito” cuenta con un magnífico arreglo musical  por parte de Alberto Iglesias, que con una precisión quirúrgica inserta sus notas y ritmos en cada escena para construir los momentos, en su totalidad el filme funciona a la perfección.

Calificación: 8/10.

Ficha Técnica:

  • Dirección: Pedro Almodóvar.
  • Guión: Pedro Almodóvar, Thierry Jonquet (novela).
  • Reparto: Antonio Banderas, Elena Anaya, Marisa Paredes.
  • Género: Drama, Suspenso.
  • País: España.
  • Duración: 117 min.

—-

HPS

Cinemaforum Podcasts

Podcast #16 Cinemaforum Radio.

Aquí está nuestro podcast número 16 Cinemaforum Radio, esperamos que el contenido sea de su agrado y les recordamos que pueden enviar su preguntas y sugerencias para ser incluidas en los programas venideros.

En esta entrega estamos complaciendo la petición de nuestro seguidor Alan Goodin quien nos solicitó que tratemos el tema de las películas del sub-genero ¨Peplum”, los famosos filmes de las espadas y las sandalias.

Todos nuestros podcast están disponibles en el iTunes store de manera gratuita, pueden suscribirse a través de nuestra página. También pueden escucharlo directamente desde los dispositivos Black Berry o iPhone.

Recuerden que pueden contactarnos a través de nuestro site oficial cinemaforumblog.com y también enviando sus preguntas a: cinemaforumblog@gmail.com. Y en las redes sociales:

Facebook: cinemaforum

Twitter: @cinemaforum / @oliveroller / @marcmejia

Para escuchar online

Para escuchar desde BB o iPhone o Descargar el archivo:

http://cinemaforumblog.podomatic.com/entry/2011-11-22T17_26_50-08_00

—-

HPS