Fuera de Foco

Besos Que Matan

En lo que respecta a besos el mundo del cine nos los ha regalado en todas formas y colores, desde los mas íntimos y apasionados hasta los más irreverentes y perturbadores. Fue en 1896 cuando Thomas Alba Edison se encargó de llevar a las multitudes el cortometraje de William Heise títulado “The Kiss” el primero en presentar un beso en pantalla.

May Irwin y John Rice interpretaron lo que constituía la parte final de una obra de teatro y que fue filmada para ser proyectada de manera comercial, por su puesto que esta repetida presentación de solo 47 segundos de duración escandalizo a media nación Norteamericana. Con el paso de los años el celuloide se encargaría de inmortalizar miles de besos para deleitarnos o impresionarnos una y otra vez, sería imposible para un amante del cine no recordar a Bogart y Bergman en la ultra-famosa “Casablanca” y que tal Burt Lancaster y Deborah Kerr en la majestuosa escena del beso en la playa de “From Here To Eternity”.

Y así si seguimos escudriñando por la historia del cine de seguro que encontraremos muchas secuencias donde el beso pasa a un primer plano, una referencia inmediata sería trasladarnos hasta el final de aquella “Cinema Paradiso” para junto a Salvatore reventar en llanto mientras vemos todos esos besos robados vilmente de las películas de su niñez. Momentos tendremos de sobra para encontrar besos memorables en el cine.

Pero nuestro artículo se encausa por otro rumbo queremos recordar algunos de esos besos que nos han resultado memorables por su resultado final y por sus motivos ocultos, hemos recopilado algunos besos que literalmente resultaron mortales para quienes los recibieron. Vemos entonces estos besos que hemos denominado “Besos Que Matan”.

IMPORTANTE: Muchas de las escenas revelan parte importante de las películas.

EL DESCENSO AL INFIERNO.

Película: Shame (2011).

El Beso: Brandon Sullivan (Michael Fassbender) es un bien posicionado ejecutivo que vive atormentado por una adicción al sexo incontrolable, a medida que vemos el filme nos puede parecer que nada de lo que haga nos sorprenderá y mucho menos un simple beso, pero nada nos prepara para la secuencia final cuando Brandon entra a un bar de homosexuales y termina besando a un hombre, en lo que resulta una muerte figurativa y un descenso al infierno para el personaje.

DESPEDIDA DE UN HIJO.

Película: Gladiator (2000).

El Beso: En lo que resulta una despedida hacia la eternidad Commodus (Joaquin Phoenix) abraza “cariñosamente” a su padre Marcus Aurelius (Richard Harris) hasta asfixiarlo, luego lo despide con un tierno beso en la frente.

AMIGOS PARA SIEMPRE.

Película: Y Tu Mamá También (2001).

El Beso: Cuando Tenoch (Diego Luna) y Julio (Gael García Bernal) creían que por fin cumplian su sueño junto a la impredecible Ana, las cosas toman un giro inesperado y los inseparables amigos terminan fundiéndose en un apasionado beso que prueba ser fatal para su relación, un momento que termina por destruir la amistad de toda una vida. Todo nos queda claro en esa secuencia final en el café cuando los protagonista se prometen algo pero la voz en off nos asegura otra “Después de este día Julio y Tenoch jamás volverán a verse”.

EL BESO DE UNA MUJER QUE LUCHA POR AMOR.

Película: A Nightmare on Elm Street: Parte 2 (1985).

El Beso: Para demostrarle al abominable Freddy Krueger que no le teme y que está dispuesta a hacer cualquier cosa para salvar a su novio Lisa (Kim Myers) le toma su cabeza entre sus manos y le asesta un fuerte beso a la despreciable criatura que termina por prenderlo en llamas. Con ese acto de valentia Lisa destruye a Freddy y salva a su novio.

EL BESO ESTILO YAKUZA.

Película: Kill Bill Vol. 1 (2003).

El Beso: Definitivamente este beso nos deja una clara lección: Ser cuidadosos a la hora de solicitar un beso a una desconocida en un bar. Para suerte de la especie masculina un ejemplar se sacrifica para salvar a millones. Mientras se encuentran sentados en un bar un ingenuo joven adinerado intenta impresionar a la volátil Gogo Yurabi (Chiaki Kuriyama) esta cansada de oír parlotear al caballero le ofrece un beso y este acepta la petición, cuando finalmente se dispone a besarle Gogo le hunde una daga en las entrañas y lo deja desangrarse hasta morir. Un beso al mejor estilo de los “Yakuza”.

JUDAS SIEMPRE JUDAS.

Película: La Pasión de Cristo (2004).

El Beso: Sin dudas el beso más famoso de la historia el de la máxima traición de Judas el Iscariote cuando entregó a su maestro Jesús. De las tantas veces que hemos visto el relato del huerto de Getsemaní nos quedamos con el filme de Mel Gibson, que aunque excesivamente sangriento, describe con una prescisión milimétrica la secuencia del beso de la traición.

EN UN BESO LA VIDA.

Película: Bram Stoker’s Dracula (1992).

El Beso: La mortalidad de un beso nunca tuvo una mejor personificación que la del malévolo Conde Dracula, ese vampiro ávido de sangre humana que seduce a las indefensas damiselas succionando con un fatal beso hasta la última gota de sangre de sus venas. En Gary Oldman el Conde encuentra un digno y tenebroso representante que en un viaje de “placer” a Londres se pasea de aquí para allá repartiendo sus besos de la muerte.

TE AMO HERMANO.

Película: The Godfather: Parte II (1974).

El Beso: ¿Qué harías si fueras el jefe de la mafia y descubres que tu hermano te ha traicionado y que ha atentado contra tu vida?. Mientras piensas veamos lo que hace el gran Michael Corleone (Al Pacino) en esta situación. Luego de descubrir que el traidor es su hermano Fredo (John Cazale) Michael tiene que tomar la difícil decisión de “sacarlo” de la familia, mientras ambos celebran el año nuevo en Cuba Michael abraza a Fredo lo sostiene le da un efusivo beso en la boca y luego le dice: ” I know it was you Fredo… You Broke my heart” (Se que fusite tu Fredo, Me rompiste el corazón).  Y así junto con Michael empezamos a despedirnos del pobre Fredo que terminará durmiendo con los peces.

PERDÓN, PISO EQUIVOCADO.

Película: Drive (2011).

El Beso: No nuestra típica historia de amor, tampoco nuestra típica película de acción y mucho menos nuestro típico beso lleno de romance. Cuando finalmente nuestro protagonista (Ryan Gosling) logra besar a la chica que lo tiene cautivado (Carey Mulligan) tenemos más que chispas en la pantalla. Mientras se encuentran confinados en un estrecho ascensor bajo la recia mirada del enemigo, “El Conductor” logra encontrar un espacio para besar a Irene creando un aura de paz que se convierte en un simple preludio para el momento de violencia que se desata cuando nuestro “héroe” descarga toda su furia contra su contrincante que termina formando parte de la decoración del elevador.

—-

HPS

 

 

 

4 thoughts on “Besos Que Matan

  1. La verdad es que hay muchos besos memorables en el cine, destacándose aquellos que esperamos la película completa para que sucedan, aunque sean lo más previsible del mundo. Pero leyendo este post uno de los besos que me vino a la mente fue el de la excelente secuencia del elevador en Drive.

Leave a Reply