Críticas

Crítica a “BIRDMAN” (2014)

Lo inmediato es el plato predilecto ya no podemos esperar, todo tiene que ser y estar a la velocidad de la luz. La cantidad se impone ante la calidad y lo ligero y fácil se prefiere ante lo denso y exigente. Esa es la sociedad en la que vivimos. El circo atrae todas las miradas y uno por uno vamos como insectos hasta esa luz irresistiblemente seductora. Diría Vargas Llosa que esta es “la civilización del espectáculo”. En cierto modo ese es el discurso que aborda Alejandro González Iñárritu en Birdman.

Riggan Thomson (Michael Keaton) es un actor que trata de escapar de la sombra de un personaje que lo hizo muy famoso. Lejos de las luces de hollywood Riggan intenta darle nueva vida a su carrera pero ahora sobre las tablas de Broadway. Iñárritu utiliza el personaje típico del actor que atraviesa por una crisis existencial como eje para hacer una introspección y reflexionar sobre el arte y la industria del

entretenimiento. “Birdman” se alimenta del sarcasmo y arremete de frente contra todo lo que encuentra a su paso, directores, productores, críticos de arte y hasta el público, nadie sale ileso. Impregnada de un humor fresco esta primera comedia del director Mexicano tiene su lugar asegurado dentro de las obras más importantes de su carrera.

¿Y obtuviste lo que querías de esta vida, aún así? Sí, lo obtuve. ¿Y qué querías? Llamarme a mí mismo amado, sentirme amado en la tierra.

¿Dónde está Hitchcock?

Los planos largos y la técnica de edición nos hacen ver el filme como si todo se hubiera captado en un sola toma de dos horas de duración. La intención original de Iñárritu era que el filme se asemejara a lo que hizo Hitchcock en “Rope”. Emmanuel Lubezki, co-terraneo del director, tiene a su cargo la dirección de fotografía. No es sorpresa que un hombre con títulos como “Gravity”, “Children of Men” y “The Tree of Life” nos regale un verdadero espectáculo visual. El lente de Lubezki se desliza de un manera sutil por los angostos pasillos de ese teatro “Saint James” y en ocasiones se aventura a las calles de un siempre agitado Nueva York. Los movimentos que logra para mantener esos planos largos vivos y sin atascamientos son calculados de manera milimétrica y en más de una ocasión nos roban el aliento.

Desde que pasamos de los créditos iniciales a la primera imagen todo comienza a fluir en un plano que parece interminable. Vamos desde el camerino de ese Riggan Thomson hasta pasearnos por todo el teatro y en el camino vamos conociendo a los distintos personajes que conforman esta historia. Somos voyeuristas obligados a merced de Iñárritu y su tropa.

Peones sobre el tablero

El elenco de “Birdman” funciona con la precisión de un reloj suizo y se mueven como peones sobre un _AF_6405.CR2tablero de ajedrez. Primero sus pasos son lentos pero con determinación pero a medida que avanzan todos se transforman. Micahel Keaton es un verdadero tour de force, podríamos decir sin temor a equivocarnos que este es el papel de su carrera. La similitud de su personaje con su vida hace que la linea entre la realidad y la ficción se torne borrosa. Junto a él tenemos a un genial Edward Norton que hace una química perfecta con Keaton. Y así vamos a encontrarnos con Zach Galifianakis, Emma Stone, Naomi Watts, todos en su mejor forma.

Son sus actuaciones las que nos mantienen en la película, cada escena, cada diálogo, cada gesto. El juego con los personajes intentando poner en escena una obra de teatro es ideal para que cada uno de ellos puedan sacar el máximo en su lenguaje corporal.

Música maestro!

La historia de como el baterista de jazz Antonio Sánchez terminó siendo el compositor de la música de “Birdman” es digna de otra película. Sánchez quien es parte del grupo “Pat Metheny” tenía una presentación en la ciudad de Los Angeles y previo a esto tenía una reunión y en este encuentro terminaron por estar el encargado de sonido de “Birdman” y el propio Iñárritu. Sánchez creció en México escuchando un programa donde González Iñárritu trabajaba como DJ y fue durante ese tiempo un gran admirador del director.

Trayendo las cosas al presente luego de esa reunión el baterista terminó siendo contratado para componer la música de “Birdman”. Y pueden creerme si les digo que el trabajo de Sánchez es una obra maestra por sí sola. Sus tiempos y ritmos son perfectos, calculados para encajar con cada movimiento del personaje central y de la historia. Cuando vemos a Riggan Thomson sentimos su cuerpo vibrar al compás de la percusión sentimos que su corazón bombea al ritmo de la batería de Sánchez.

La Inesperada Virtud de la Ignorancia

Lo que sí esperábamos era el virtuosismo que viene cuando se pule al máximo un talento. Iñárritu a puesto en “Birdman” lo mejor como director para regalarnos una obra de múltiples lecturas que nos entretiene y a la vez nos estimula las neuronas. “Birdman” es prácticamente un ensayo psicológico, cultural y social que pone el foco en mundo moderno.

10/10

Ficha Técnica:

  • Dirección: Alejandro González Iñárritu.
  • Guión: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobonne, Alexander Dineralis, Armando Bo.
  • Reparto: Micahel Keaton, Edward Norton, Naomi Watts, Emma Stone.
  • Género: Comedia, Drama.
  • Duración: 119 min.
  • País: USA.

HPS

 

 

 

Leave a Reply