Cine Clásico

Dog Day Afternoon (1975).

Por Máximo J. Féliz Ríos

“ATTICA! ATTICA! Sonny Wortzik (Al Pacino)

Cuando se encuentran reunidos, y funcionando en perfecta armonía, un conjunto de elementos cinematográficos como el que tenemos en esta película, se puede afirmar que estamos ante un filme que logrará trascender la barrera del tiempo.

En Dog Day Afternoon, nombre que hace referencia a la época de verano en la cual se desarrolla, nos presentan una historia basada en hechos reales, sobre el robo efectuado a un banco de Brooklyn, Nueva York, por dos inexperimentados delincuentes, Sonny Wortzik (Al Pacino) y Salvatore Naturile (John Cazale). A simple vista podríamos decir que se trata de otra película más sobre robos de bancos, pero en realidad, las situaciones que giran entorno a dicho robo, tales como el “espectáculo mediático” en que se convierte, los sentimientos que despierta el personaje principal en las personas que observan desde los alrededores o desde sus casas, y los motivos para llevar a cabo dicho robo, son lo que convierten esta historia en una de las mejores de su clase.

Sin embargo, como dijimos al inicio, la grandeza de este largometraje radica endog-day-afternoon-1975-al-pacino-pic-3 la amalgama de elementos que lo componen. Por un lado tenemos la magnífica dirección del maestro Sidney Lumet, quien a la fecha ya contaba con títulos como 12 Angry Men (1957) y Serpico (1972), donde cabe resaltar, ya había trabajado con Al Pacino, actor principal de esta película. Sidney Lumet combina a la perfección: una excelente y particular historia, un conjunto de interesantes personajes con una profundidad psicológica cautivadora, un reparto de talentosos actores y un manejo extraordinario de la cámara; logrando finalmente una magnífica puesta en escena que nos mantiene atrapados, desde el inicio de la historia, hasta su desenlace.

Por su parte, Al Pacino logra una actuación maravillosa con su papel de Sonny, considerada por muchos, como una de las mejores de su carrera, y cuando se dice esto, en un actor de este calibre y que a la fecha ya contaba con títulos como The Godfather (1971) y la ya mencionada Serpico, entonces podemos asegurar que estamos frente a algo extraordinario. Un papel que logra despertar la empatía de todos (o casi todos) los que han tenido la oportunidad de disfrutar de este filme. Entre muchas interesantes secuencias de la película, recordamos con agrado aquella fuera del banco en la que Sonny (Al Pacino) grita a la multitud: “ATTICA! ATTICA! Remenber ATTICA?!”, haciendo referencia a un motín que había sucedido en una cárcel con dicho nombre. Lo que convierte a esta en una secuencia memorable, es la forma en que Pacino caracteriza al personaje, sobre todo al momento de darse cuenta que la multitud que lo observaba, reacciona de manera eufórica en su favor. Una secuencia simplemente genial, donde se pone de manifiesto el talento de este gran actor.

Pero no vayan a pensar que la actuación de Al Pacino es la única sobresaliente,dog-day-afternoon_l la realidad es que todo el reparto que participa en este filme está de primera, desde John Cazale, con el cual ya Pacino había compartido escena en The Godfather, hasta los empleados del banco. Todos logran dar vida a este conjunto de personajes tan interesantes, algunos muy pintorescos, pero en esencia, todos extraordinarios.

El guión, escrito por Frank Pierson, es otro de los pilares que sirven de base para este gran filme, presentándonos una historia cargada de diálogos y situaciones geniales, logrando mantener el interés del espectador durante todo el desarrollo de la trama. Como resaltamos al inicio, la película se basa en hechos reales, y está inspirada en el artículo titulado The Boys in the Bank, escrito por P. F. Kluge y Thomas Moore, publicado en la revista LIFE de los Estados Unidos de América.

En cuanto a la fotografía, es preciso resaltar la excelente utilización de los primeros planos y planos medios, con los que logran transmitirnos los sentimientos y sensaciones de los personajes de la película, adentrándonos en la trama y haciéndonos sentir que somos uno más de los rehenes que se encuentran dentro del banco. También se utilizan de manera adecuada, varios planos generales donde podemos ser testigos del “espectáculo mediático” en que se ha convertido el robo y las reacciones de las personas que se conglomeraron en los alrededores.

Dog Day Afternoon obtuvo el premio Oscar al mejor guión original, además,dog estuvo nominada en las categorías de mejor película, mejor dirección, mejor actor, mejor actor de reparto (Chris Sarandon) y mejor edición. También estuvo nominada a los premios Globos de Oro, en las categoría de mejor película dramática, mejor director, mejor actor de drama, mejor actor de reparto (en está categoría estuvieron nominados John Cazale y Charles Durning) y mejor actuación debutante en una película (Chris Sarandon).

Dog Day Afternoon es una excelente película que debe ser vista por todo aquel interesado en disfrutar y conocer el buen cine. La misma se encuentra en diversos listados de mejores películas, que aunque muchas veces tediosos, sirven de referencia para introducirnos al maravilloso, pero extenso mundo del séptimo arte.

Calificación: 9/10

Ficha Técnica:

  • Dirección: Sidney Lumet.
  • Guión: Frank Pierson.
  • Reparto: Al Pacino, John Cazale, Charles Durning, James Broderick.
  • Género: Drama, Crimen.
  • Duración: 125 min.
  • País: EE. UU.

HPS

 

One thought on “Dog Day Afternoon (1975).

  1. Acabo de terminar de ver la película y me pareció totalmente diferente a las clásicas de robo a bancos, el directos nos introduce inéditamente al contexto en que se desarrolla el atraco y que decir de la actuación de Al Pacino….me parece muy acertada tu crítica sobre este (para mí también) gran clásico.

Leave a Reply