Fuera de Foco

El Minimalismo de Persona.

Por Smayle A. Domínguez Robles

Recuerdo cuando en clase de historia de la arquitectura, la profesora nos mencionó la importancia del Minimalismo en nuestra carrera, como rompió de raíz, liderado por el Modernismo, con años de ostentosidad y exuberancia en la estética arquitectónica. Y es que este movimiento, que surge en los años 60 del pasado siglo; se expandió a las demás vertientes del arte, con la simple consigna de reducir a lo esencial, de despojar de elementos sobrantes toda creación artística, además de agregar características como la repetición, la abstracción, el orden, la sencillez y la geometría lineal a su composición.

Aunque en el cine, la influencia del Minimalismo no está claramente definida, me atrevo a decir que el siguiente análisis puede arrojar luces para lo que puede ser considerada una película minimalista.

Persona de Ingmar Bergman es un filme del año 1966, que la crítica ha alabado por décadas y es considerado como uno de los grandes de todos los tiempos, por razones ya conocidas. Sin embargo, ignoro si en realidad la intención de este gran director era realizar una obra minimalista, dado el apogeo de esta corriente en esos años; pero es que desde su título en latín, una sola palabra, empezamos con lo mínimo. Algunos la consideran como tal, pero quisiera profundizar un poquito sobre esto.

Como arquitecto, siempre pongo cierta fijación en la puesta en escena y la dirección de arte de una película y esto fue lo que de inmediato llamó mi atención, noté la ausencia de utilería y la utilización de sólo los elementos que los actores usan en la escena. Por ejemplo, el acto en que Elisabeth (Liv Ullmann) observa aquellas imágenes desagradables en la televisión del cuarto del hospital; en el cuadro, sólo aparecen una cama, la televisión y aquella pared sobria donde la geometría y líneas puras se apoderan de la puerta y la cortina. El vestuario es mayormente caracterizado por la monocromía, los blancos y negros son recurrentes en casi toda la historia. Los peinados son simples y con pocos accesorios, el maquillaje es mínimo también, imperceptible diría yo. Sólo dos espacios son los encargados de contarnos esta trama, el hospital en la primera parte y la casa de la playa en la siguiente.

El guión, tiene similitudes con aspectos de la literatura minimalista, como el hecho de que el lector dicte significado y sea parte activa de la interpretación de la obra, la economía de palabras y la descripción. El personaje interpretado por Bibi Andersson (Alma) es quien lidera la mayoría de los pocos diálogos, acompañándolos con monólogos. Por el contrario, Liv Ullman interpretando a Elisabeth únicamente habla catorce palabras en toda la película, mayormente debido a su condición. La idea principal es llevada por los dos personajes mencionados anteriormente.

La musicalización de Lars Johan Werle,  si bien es puntual y utilizada magistralmente en las ocasiones idóneas, posee por igual características minimalistas. La repetición, éctasis (movimiento lento) y pulso constante, forman parte de Persona. Una simple muestra de esto, es el sonido invariable de la gota  de agua cayendo, que se utiliza al inicio del preludio y al momento de Alma leer la carta que Elisabeth le ha enviado a la doctora.

El contraste extremo es el eje fundamental de la increíble fotografía de Sven Nykvist, en algunos casos quedando la pantalla en una totalidad de la luz (blanco) y en otros en la ausencia de la misma (negro).  Nykvist da guiños de que se trata de lo simple, de esa idea o concepto en el cual visualmente sólo importan ellas dos y la relación psicológica de ambas; incluso en ese admirable plano secuencia en la playa donde Alma corre tras su ya “amiga”, se generan esos dos puntos focales.

A toda esta propuesta de manejar una historia con una simpleza y un punto de vista controversial para la época, se suma lo más importante, la magnífica dirección de Bergman, algo de esperarse de tal maestro. En esta película no tuvo ataduras, fue un impulso artístico que a muchos todavía nos emociona y como él mismo expuso una vez: “…por primera vez no me importó en lo mínimo si el resultado sería un éxito comercial…”. Las secuencias de imágenes que se presentan en  dos ocasiones en el filme, y van desde una tarántula hasta extractos de películas del maestro Chaplin, son muestra de que lo mínimo es suficiente. Una imagen genera una idea o concepto que dependerá de nosotros interpretar y/o juzgar de acuerdo a nuestras experiencias, cultura y todo lo que afecte nuestra forma de pensar. Lo sencillo se vuelve abstracto y este sueco no duda en involucrarnos.

Los tenaces, prolongados y repetitivos primeros planos, acercamientos, planos detalle y superposición de rostros crean ese vínculo en el que el trasfondo del dilema de sus dos protagonistas, es lo que único que nos importa. Algo interesante es que aunque en escena aparecen 5 actores, Ullman y Andersson, son las únicas en aparecer por más de un minuto en pantalla.  Las transiciones son sutiles y lentas, mas cuando es necesario, impactan. Ejemplo de esto, es la escena más memorable de esta obra, que se genera tras la repetición de aquella declaración de Alma hacia Elisabeth, después de encontrar la foto del hijo de esta última por segunda vez, llegando a un clímax que muchos directores han intentado e intentarán recrear.

Entonces sí, considero Persona un filme minimalista que cambió mi manera de ver cine y donde se cumple a cabalidad aquella frase famosa del maestro de la arquitectura moderna Ludwig Mies van der Rohe: “Menos es Más”.

Smayle A. Domínguez Robles

8 thoughts on “El Minimalismo de Persona.

  1. Me encantó este artículo. Es interesante como cada quien puede experimentar el cine, como una experiencia particular y extrapolar eso a algo sobre lo que te dedicas, que en este caso, la arquitectura.

    !!!!!!!!

    1. Saludos. Quisiera aportar que el minimalismo en cine, sí se halla bien definido y con un estilo muy marcado. El gran padre del estilo es el francés Robert Bresson, considerado el maestro del minimalismo en occidente. No creo estar de acuerdo con que Persona es un film minimalista, debido al drama exaltado en las expresiones faciales de sus personajes y las atmósferas góticas y “esotéricamente” cargadas. El minimalismo es mucho más sobrio y simple en el cine. Sí, considero que Persona podría poseer elementos minimalistas en torno a la construcción arquitéctonica de las locaciones (si le quitamos los efectos de luz y las atmósferas) y los pocos personajes en el film, la simpleza del argumento…Empero, no creo que sea minimalista, aunque respecto tu punto de vista bien consolidado. Hay que recordar que Bergman es un cineasta muy dramático, y que parte de su sello como director, era SU INFLUENCIA DEL TEATRO evidenciada en la sobre-dramatización de sus temáticas y por consiguiente, de sus actores (Bergman era damaturgo también). Sugiero ver los films de Bresson y los de Yasujiro Ozu, son claros films minimalistas en todos los sentidos de la palabra- saludos, y gracias por el escrito, esto abre un debate interesante. – Nota: Bresson se destacó por querer borrar todas las influencias del teatro en el lenguaje cinematográfico, pues las consideraba fuentes de “corrupción” del verdadero lenguaje del cine-

      Xphilo Liranzo

  2. Xphilo, gracias por tu recomendación, hay otra de este estilo muy bien ranqueada, se llama, Five (dedicated to Ozu)”, del director iraní Abbas Kiarostamio….otros más que agregar a la lista. Entiendo que desde el punto de vista arquitectonico, Persona, tiene este estilo, es evidente la reducción de elementos caracteristicos del arte, como las formas, los volumenes, comparto contigo que tal vez en otros aspectos no, sin embargo, entiendo que lo minimalista necesariamente es visual, aunque la conexión con lo que se está viendo, realmente te está hablando de lo que no se ve…Que lio!

    Interesante debate! habrá que dedicarle un cinemaforum a este tema! =D

    Dahiana,

  3. Interesante, muy interesante y acertados todos los comentarios. La idea principal de este espacio es fomentar el debate y tanto Samyle como el compañero Xphilo exponen de manera muy clara sus enfoques.

    Con relación a Bresson aquí un poco de lo que nos pareció “Pickpocket” http://wp.me/p26VK9-53

  4. Excelente aporte Xphilo…ahora leo tu comentario y en definitiva Robert Bresson como dices es uno de los mayores exponentes del minimalismo en el cine. Sin embargo, creo que por ser una corriente que pertenece al cine experimental, no ha tenido tanta acogida y cada director ha usado varios elementos que pueden considerarse minimalistas o no, por eso la ambigüedad a la que me refiero. Lo que está claro es que es arte y que nos expone a un cine diferente y que se debe explorar.

    Estos debates son muy interesantes y agradezco a cinemaforum por crear espacios para que nosotros los cinefilos compartamos ideas sobre lo que amamos, el séptimo arte.

  5. Muy buen articulo Smayle,

    Me parece muy interesante la forma en que recopilas las escenas en donde se cumplen la Máxima de nuestro admiradisimo Frank Lloyd Wright “menos es mas”. C/ una de de estas escenas estan cargadas de una simpleza pura, logrando en c/una de ellas captar nuestra atencion y dejarnos sin palabras. La verdad no se tanto de cine, pero hace un tiempo investigando de arquitectura encontre un articulo en la web que trata sobre el minismalimo en el cine (algo viejo), pero destacan muy buenos directores reconocidos por el tema de este articulo. A continuacion se los comparto, Saludos:

    http://www.leedor.com/contenidos/cine/cine-minimalista

  6. Hola, vi la pelicula y los escenarios son de un minimalismo absoluto. La parte que estan en la habitacion no hay necesidad de mostrar un plano tan amplio que abarque toda la sala y muestre la puerta, la cama y las dos mujeres (foto 2). Esa escena deja en evidencia las claras intenciones de representar al menos la estetica minimalista.

Leave a Reply