Protagonistas

La “Pretty Woman” Julia Roberts.

Por Oliver Oller.

Cuando vamos a referirnos a las buenas actrices contemporáneas que han sabido destacar sus dotes y talento al mezclarse en la categoría de las grandes estrellas del cine clásico como Davis, Taylor, Hepburn, Crawford, entre otras; entonces debemos nombrar sin duda alguna a Julia Roberts.

Julia Fiona Roberts, nacida en Atlanta, Georgia, un 28 de octubre de 1968, aunque queriendo ser desde pequeña una veterinaria, fue creciendo desde temprana edad en los caminos de la actuación, sus padres regularmente impartían talleres de actuación y literatura donde ella y su hermano Eric atendían con frecuencia, despertando así un gran interés por las artes, siendo Eric el primero en romper la barrera y aparecer en un film de 1978 llamado King of The Gypsies del director Frank Pierson.

Julia hace su debut en la gran pantalla con la película Blood Red junto a su hermano Eric y el destacado Dennis Hopper (este film fue rodado en 1986 pero su release fue tres años después en 1989), luego en el 1988 su carrera toma un rumbo ascendente con tres apariciones significativas, la primera en el film Satisfaction junto a Liam Neeson, luego en el episodio final de la cuarta temporada de la famosa serie Miami Vice y en la comedia romántica Mystic Pizza junto a Lili Taylor, Vincent D’Onofrio y un joven Matt Damon; aunque su papel en este film no haya sido para llevarla al inmediato estrellato de seguro si la ayudó a consagrar sus credenciales para obtener el rol de Shelby, la joven enferma de diabetes en el drama Steel Magnolias(1989) junto a un extenso reparto de alto calibre con Sally Field, Shirley Mclaine, Darryl Hannah, entre otros. Este film le da a la joven Julia su primera nominación al Oscar como actriz de reparto.

Su papel en Steel Magnolias jugó una importante pieza para catapultar su carrera y también para asegurarle un papel en su película siguiente, Flatliners (1990) junto a su antiguo novio Kiefer Sutherland; pero fue en ese mismo año que conoce al director Gary Marshall y logra el trampolín al estrellato con la agradable comedia romántica Pretty Woman (1990) donde obtiene su segunda nominación al Oscar, esta vez como actriz principal, haciendo el papel de una prostituta de buen corazón quien se enamora del galán millonario que no tiene tiempo para el amor, interpretado por Richard Gere. Este film tuvo un enorme éxito taquillero y consagró por completo el nombre de Julia Roberts a ser conocido y discutido en todos los tabloides.

Luego del gran éxito de Pretty Woman sus próximos roles no fueron tan acertados y empezó a obtener malas críticas por no ser los mejores elegidos, tanto Dying Young (1991) junto a Campbell Scott y Sleeping with the Enemy (1992) del director Joseph Ruben no tuvieron mucho éxito taquillero además de negativos reviews por la prensa. Hook (1991) la historia de Peter Pan del director Steven Spielberg tampoco le ayudó mucho en este breve declive interpretando el personaje de Tinkerbell,  pero si le sumó 12 millones a su cuenta bancaria; en el proceso de filmación tuvo fuertes encontronazos y desacuerdos con el director que alegaba de su estado de ánimo y enfoque no era el adecuado luego de haber terminado relación con el actor Kiefer Sutherland, con quien canceló boda solo tres días antes de la misma.

Pero luego de estos dos años de no tan buena racha logra una vez más demostrar su talento y dotes de actriz dramática en el drama The Pelican Brief (1993) basada en la novela del magnífico escritor John Grisham, junto al ganador de Oscar Denzel Washington. Más adelante le siguieron films no tan exitosos como Pret-a-Porter (1994) de Robert Altman, Something to Talk About (1995) junto a Dennis Quaid y Mary Reilly (1996) junto a John Malkovich. Pero encuentra otra vez la línea de película con la que ya se  había consagrado, en la comedia romántica My Best Friend’s Wedding (1997) del director P.J. Hogan, donde interpreta la mejor amiga que sigue enamorada de su ex y hace todo por recuperarlo hasta entender que ya no le pertenecía, el novio era Dermot Mulroney y la novia Cameron Díaz; el impacto de esta trivial pero acertada película fue tan significativo que se ha convertido en una comedia de culto dentro del cine en los últimos quince años. Después de este rotundo éxito comparte escena con Mel Gibson en el film Conspiracy Theory (1997) dirigido por el director Richard Donner (Lethal Weapon, Superman), el denso drama Stepmom (1998) de Chris Columbus junto a Susan Sarandon, la comedia británica Notting Hill (1999) junto a Hugh Grant y vuelve a reunirse en pantalla con Richard Gere y a ser dirigida nuevamente por Gary Marshall en la comedia disparatada Runaway Bride (1999), este fue un fallido intento de Marshall de volver a repetir el éxito de Pretty Woman el cual no resultó como esperado.

En el año 2000 nos vuelve a enamorar en el más importante rol de su prestigiosa carrera con el Biopic Erin Brokovich del polifacético director Steven Soderbergh, donde encarna el personaje verdadero de una madre soltera desempleada que logra conseguir trabajo de secretaria en una pequeña firma de abogados, descubriendo un caso judicial gigantesco que termina hundiendo a una gran empresa de energía en California; esta interpretación le hace merecedora de su primer Oscar como mejor actriz principal y logra así también alcanzar el salario record para una mujer de 20 millones de dólares.

Luego de interpretar The Mexican (2001) junto a Brad Pitt vuelve a reunir fuerzas con Soderbergh en la exitosa comedia Ocean’s Eleven (2001) con un elenco de ensueño que incluía a George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Andy García entre otros, y Full Frontal (2002), esta última sin mucha gloria en las taquillas ni en las críticas. Sigue con roles dramáticos en Mona Lisa Smile (2003) y Closer (2004) junto a Jude Law y Natalie Portman, hasta de nuevo reunirse con sus antiguos cómplices en la comedia Ocean’s Twelve (2004) en el mismo papel de Tess Ocean.

En los últimos cuatro años ha compartido en escena los roles principales con el doble ganador del Oscar Tom Hanks en Charlie Wilson’s War (2007) y Larry Crowne (2011); su más reciente participación en la tergiversada y nueva historia de Blanca Nieves, la comedia Mirror Mirror (2012), un film pautado a estrenar el año próximo,  interpreta a la reina malvada que trata de robarle el príncipe a la bella Blanca Nieves.

Sin duda seguimos encantados por su talento y capacidad de interpretación, por esa gran sonrisa que ilumina la pantalla, es por tanto que esperamos muchos años más de grandes éxitos de esta verdadera Diva del cine contemporáneo.

—-

O. O.

Leave a Reply