Connect with us

Fuera de Foco

Mejores Discursos en la Historia del Cine

Published

on

La sociedad de los poetas muertos

Uno de los cambios más radicales que ha sufrido el cine es la migración de cine mudo a cine sonoro. Cuando la tecnología permitió que los cineastas pudieran grabar y sincronizar sonido e imagen el juego cambió. Desde principios de 1900 ya se hacían muchos experimentos con proyecciones de películas sonoras. Pero fue en 1927 cuando “El Cantante de Jazz” de Alan Crosland se estrenó en Nueva York y se registraría en los libros de historia como la primera película comercial  que utilizó sonido completamente sincronizado.

Aun cuando hoy hemos tenido experimentos de películas que rinden homenaje a la época del cine silente, no imaginamos un filme sin un buen diálogo. Son tantas la líneas memorables que el cine ha parido que las listas se hacen infinitas. De paso también queda el legado de monólogos y discursos que inspiran, excitan, desilusionan, nos hacen reír o nos hacen llorar, y que, de una u otra forma se han convertido en momentos memorables de la historia del séptimo arte.

Aquí algunos de los mejores discursos en la historia del cine

  • Henri Verdoux / Charles Chaplin
  • Película: Monsieur Verdux (1947)

La Clave: Chaplin es un icono del cine mudo y su obra es imprescindible. Aquí se aleja de su personaje de “el vagabundo” y se mete en la piel de un oportunista que se casa con mujeres ricas para asesinarlas y quedarse con su fortuna. Con su discurso hacia el final de la película en la sala del juzgado Chaplin demuestra su gran calidad como intérprete.

“Sin embargo, no deseo perder la paciencia, porque muy pronto perderé la cabeza. Sin embargo, al dejar esta chispa de la existencia terrenal, tengo que decir esto: los veré a todos … muy pronto … muy pronto.”

  • Winston Churchill / Gary Oldman
  • Película: Las Horas Más Oscuras (2017)

La Clave: Gary Oldman logró abrazar el Oscar con esta interpretación de Winston Churchill y su exhibición de talento con el discurso de cierre del filme es simplemente impresionante.

  • Roy Batty / Rutger Hauer
  • Película: Blade Runner (1982)

La Clave: “Como lágrimas en la lluvia”. El discurso del replicante Roy Batty es uno de los monólogos más importantes de la historia del cine. La calidez humana en las palabras del androide nos hace poner en perspectiva si una maquina con inteligencia artificial puede tener sentimientos realmente humanos.

  • Gordon Gekko / Michael Douglas
  • Película: Wall Street (1987)

La Clave: De los varios monólogos que tiene el personaje de Gordon Gekko me quedo con el que incluye su discurso de por qué la codicia es buena. Al parecer convenció a los de la academia pues se llevó a casa el premio a Mejor Actor en la ceremonia del Oscar.

“El punto es, damas y caballeros, que la codicia, por falta de una palabra mejor, es buena. La ambición es buena, la ambición funciona. La avaricia aclara, corta y captura la esencia del espíritu evolutivo.”

  • John Keating / Robin Williams
  • Película: La Sociedad de los Poetas Muertos (1989)

La Clave: Carpe diem. De todos los personajes inspiradores John Keating debe estar  muy alto en la lista. En este filme de Peter Weir esos momentos de grandilocuencia y motivación abundan y Robin William saca el máximo a cada uno de ellos.

  • Coronel Nathan R. Jessep / Jack Nicholson
  • Película: A Few Good Men (19992)

La Clave: El duelo entre Jack Nicholson y Tom Cruise es realmente bueno y el discurso con el que el Coronel defiende sus acciones ante la corte es simplemente brutal. La fuerza interpretativa de Nicholson nos deja con uno de los momentos más memorables de la historia del cine.

“Y mi existencia, aunque grotesca e incomprensible para ti, salva vidas.”

  • Howard Beale / Peter Finch
  • Película: Network (1976)

La Clave: Peter Finch se convirtió en el primer actor en recibir un Oscar póstumo por su papel de Howard Beale. Sin dudas su momento de gloria llega con su discurso en el que expulsa toda ira y explota en televisión nacional con un discurso en contra del sistema.

  • Mr. Pink / Steve Buscemi
  • Película: Perros de Reserva (1992)

La Clave: Tarantino has escrito un montón de diálogos memorables. En Pulp Fiction podemos recordar a un Samuel L. Jackson recitando unas líneas bíblicas justo antes de desatar el inferno sobre unos pobres mortales. Pero me quiero quedar con ese corto pero efectivo discurso de Mr. Pink al inicio de su opera prima. El personaje de Steve Buscemi nos da una cátedra para explicarnos por qué no da propinas.

  • Rocky / Sylvester Stallone
  • Película: Rocky Balboa (2006)

La Clave: El personaje de Rocky es sinónimo de cine. El personaje que le dio vida a Stallone nunca ha salido de él. En la versión de 2006 Sly regresó a su emblemático Rocky y de paso entrega una de las mejores actuaciones de su carrera. La secuencia que inserta el discurso a su hijo es pura poesía y uno de los momentos más motivadores de la historia del cine.

  • Sister Alma / Bibi Anderson
  • Película: Persona (1966)

La Clave: Persona de Igmar Bergman es una de mis películas favoritas. La secuencia en que Alma (Bibi Andersson) le relata a Elisabet (Liv Ullman) su aventura en la playa junto a otra mujer y dos jóvenes es una muestra de la maestría y el genio de Bergman. El director sueco nos regala uno de los momentos más eróticos del cine sin mostrar ni un centímetro de piel.

  • Amerigo Bonasera / Salvatore Corsitta
  • Película: El Padrino (1972)

La Clave: “Yo creo en América”. La emblemática obra de Coppola está llena de momentos memorables y de discursos inolvidables. En la secuencia incial vemos a Bonasera hablando de frente a la cámara y escuchamos su relato y su petición a El Padrino. Esta secuencia es una introducción perfecta para la película y para el personaje de Vito Corleone que cierra la escena con su propio monólogo.

“Algún día, y ese día puede que nunca llegue, te pediré que me prestes un servicio. Pero hasta ese día, acepta esta justicia como un regalo el día de la boda de mi hija”

  • Atticus Finch / Gregory Peck
  • Película: Matar a un Ruiseñor (1962)

La Clave: De todos los discursos en las salas de los juzgados el de Gregory Peck como Atticus Finch debe ser uno de los mejores. La defensa de Finch de su cliente y acusado Tom Robinson resulta poderosa y abrumadora.

“En el nombre de Dios, hagan su deber. En nombre de Dios, crean en… Tom Robinson.”

 
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Copyright © 2019 Todos Los Derechos Reservados MMD

A %d blogueros les gusta esto: