Críticas

MELANCHOLIA (2011)

POR: HUGO PAGÁN SOTO

Tener la oportunidad de disfrutar del más reciente trabajo del director Lars Von Trier en pantalla grande es casi como el mejor regalo que puede recibir todo amante del buen cine y que el director Danés se las trae, su talento es incuestionable sus películas rebosan de originalidad y con frecuencia nos hacen sacudir la cabeza y hasta pellizcarnos para estar seguros que nos estamos viviendo un sueño. Podemos decir que el nacido en Copenhagen ha creado su propio sello y más aun su propio mundo un mundo donde el tiene el control y las reglas las maneja a su antojo.

Ahora le toca el turno a esa ya muy sonada “Melancholia” la cual fue estrenada en Mayo de 2011 en la gala del festival de Cannes donde causó gran revuelo no solo por su calidad artística sino también por las desafortunadas declaraciones de su director, las cuales incluyeron comentarios sobre los nazis que cayeron muy mal a nivel general. Seguida la rueda de prensa donde Von Trier emitió los desatinados comentarios la organización del festival emitió un comunicado pidiendo disculpa y posteriormente declararon al director persona non-grata. Para muchos entendidos esto le costó al filme poder haberse llevado el premio a la mejor película del prestigioso festival.

Pero aun con el mal tiempo que generó todo el escándalo mediático la calidad de la película le permitió navegar y abrirse paso entre los adeptos al séptimo arte, los comentarios se regaron como pólvora y comenzaba a sonar en muchas bocas la frase de que esta “Melancholia” era quizás el trabajo más perfecto del director Danés. En el propio Cannes el premio de la mejor actriz fue para su protagonista Kirsten Dunst, pero la película no se detuvo ahí, siguió su ruta ganadora hasta coleccionar más de una veintena de premios a nivel internacional y debemos decir que ciertamente merece todo y más de los que ha recibido.

La historia escrita por el propio Lars Von Trier (como es costumbre) gira en torno a dos hermanas Justine quien es interpretada por Kirsten Dunst y Claire interpretada por Charlotte Gainsbourg, los eventos tienen lugar durante la recepción de la boda de Justine que se celebra en la residencia de su hermana y su Cuñado John (Kiefer Shuterland). En el transcurso de la fiesta nos percatamos de que Justine está a travesando por un proceso de depresión que se va haciendo cada vez más agudo. Pero las cosas toman otro curso cuando se enteran de la noticia de que un planeta está a punto de colisionar con la tierra.

Abundar mucho sobre la historia sería arruinar la experiencia para el
espectador, es más aun cuando quisiéramos hacerlo no podríamos, pues más
que una película “Melacholia” es arte puro es la obra de un creador que nos impacta y nos llega a cada uno de manera diferente, aun por encima de su bien elaborada historia hay algo más profundo en su interior que nos hace pensar y reflexionar sobre lo que estamos viendo. Desde su magnífica secuencia inicial adornada con la música de Richard Wagner con el preludio de su Opera Tristan & Isolde vemos la imágenes en una secuencia de cámara lenta extrema, la combinación de ambos elementos resulta poético y visualmente alucinante.

Las actuaciones son simplemente brillantes especialmente las de Kristen Dunst y Charlotte Gainsbourg que se dividen la carga en los dos tiempos del filme. Dunst ofrece un papel totalmente diferente a lo que nos tiene acostumbrados y nos atrevemos a decir que este va a ser el papel por el cual será recordada, su actuación posee una fuerza que se equipara a toda la totalidad del propio filme. Gainsbourg como la hermana de Dunst es igualmente espectacular su rol va creciendo a medida que la película avanza hasta llegar a nivelarse con el de su co-protagonista. También los roles de reparto se muestran impresionantes y vemos veteranos como John Hurt en el papel de el padre de Justine y Claire, Charlotte Rampling en el papel de Gaby la madre, ambos con pocos minutos en escena pero son minutos que valen oro. También tenemos a un Kiefer Sutherland que nos sorprende y a un veterano como Stellan Skarsgard que aporta una nota alta.

Visualmente el trabajo del director de fotografía Manuel Alberto Claro es todo un poema, sus planos son perfectos la tonalidad de la imagen nos hace identificarnos con lo que viven los personajes y las secuencias se funden con la maravillosa música para formar un todo. Podemos decir que a nivel técnico “Melancholia” es un perfecto ejemplo de lo que es hacer cine, es una obra que plasma la visión de un director si titubeos y que en definitiva sabe lo que hace.

Y como si fuera poco el filme nos deja literalmente pasmados con un final apabullante que nos pega al asiento y nos deja una sensación indescriptible. Lars Von Trier ha logrado en realidad un trabajo inmaculado y una obra obligatoria para todos los amantes del cine.

Calificación: 10/10

Ficha Técnica:

  • Dirección: Lars Von Trier.
  • Guión: Lars Von Trier.
  • Reparto: Kirsten Dunst, Charlotte Gainsburg, Kiefer Sutherland.
  • Género: Drama.
  • Duración: 136 min.

—-

HPS

 

7 thoughts on “MELANCHOLIA (2011)

  1. Excelente, aun cuando el director muestra de más en el bellísimo intro.

    Me hubiese gustado no ver el preludio, así no hubiese tenido mas
    información que los protagonistas. De algún modo me privo de vivir
    la experiencia al máximo. Sospecho que fue ganas de joder de Von Trier.

    1. El propio Von Trier expresó que lo hizo de manera intencional para que la audiencia se enfocara más en el drama de las dos hermanas y no en lo que iba a suceder al final.

      Lo explicó de manera detallada, El quería que todo eso se supiera para que la carga descansara sobre los personajes de Claire y Justine.

  2. Ahh, tenia que ser, no sabia eso no. Diablo pero el tipo casi la hace perfecta. Hay una escena con un personaje en la primera parte que no vi que aportaba mucho a la película, la vi como muy efectista y por de mas redundante. Hablamos de eso en persona pa no contarlo aqui, pero Von Trier es un genio!

  3. Definitivamente Melancholia puede considerarse como una película perfecta, porque independientemente de lo que vemos en el preludio, el final nos deja sin aire, y como bien dice Hugo te quedas pegado al asiento tratando de asimilar lo que acabas de ver.

Leave a Reply