Críticas

Crítica a “Of Gods and Men” (2010)

Este filme que lleva por título original Des Hommes et des Dieux del director Francés Xavier Beauvois se llevó el Gran Premio del Jurado en Cannes . El filme basado en la obra de Etienne Comar y con la adaptación a guión del propio director Beauvois, se centra en la historia real de un grupo de Monjes de la Orden Cisterciense conocidos también popularmente como trapenses asentados en un monasterio en Algeria en la época de la guerra civil.

Of Gods and Men muestra de una manera sublime el estilo de vida de estos pacíficos seres que viven en comunión con Dios y con una total entrega a su orden. Compartiendo en comunidad con la sociedad musulmana sin conflictos, mas por el contrario ayudando a la comunidad y siendo parte fundamental de la vida de los locales. La relación entre Cristianos  y Musulmanes fluye de una manera casi irreal en gran parte gracias a la forma de ser y los ideales que siguen estos monjes. Pero la paz que reina en el pueblo pronto se ve afecta por unos terroristas extremistas Islámicos que comienzan a infundir el terror en la población buscando establecer el control de la región.

El filme posee una narrativa pausada y contemplativa que permite al espectador entrar en el mundo de estos devotos monjes, con un ritmo sublime el director nos muestra una historia profunda y con un tema  que toca las diferencias ideológicas de los hombres y las acciones que estas generan. Con cada minuto que pasa vamos entendiendo los motivos que mueven a los monjes para tomar la decisión de permanecer en el monasterio o de huir hacia un lugar seguro, lo que en sí constituye el gran dilema filosófico del filme.

Gracias a un guión perfectamente elaborado y que apoya su fuerza en Of_Gods_and_Mendiálogos intensos y actuaciones muy exigentes, el director logra poner en escena una obra con una calidez asombrosa y llena de una belleza cautivante que atrapa al espectador con planos y secuencias que alcanzan la perfección cinematográfica.  Beauvois con una mano segura se arriesga a desarrollar un tema complicado al extremo y lo hace de manera impecable creando a su paso una verdadera joya del cine moderno que se acerca al nivel de Obra Maestra.

Cada secuencia de la película está cuidadosamente elaborada con un nivel de detalle y una profundidad argumental que evocan grandeza de principio a fin. Basta con observar la secuencia cuando Christian (el jefe del monasterio) esta conversando con uno de los monjes, que está renuente a permanecer en el monasterio, y con una charla pasiva y llena de sabiduría logra convencerlo de quedarse. El dialogo y los gestos de cada uno de los personajes convierten esta secuencia en una de las de mayor relevancia de toda la película.

En lo que a actuaciones respecta no podemos mencionar uno sobre otro porque todos están esplendidos, Lambert Wilson como Christian, Michael Lonsdale interpretando a Luc, Olivier Rabourdin como Christophe y el resto del reparto para completar un elenco de lujo que destrozan la pantalla con sus actuaciones.

El filme completo se podría resumir con esta frase que vemos al inicio tomada de la Biblia del libro de los Salmos 82: 6-7 “Yo dije: Vosotros sois dioses. E hijos todos vosotros del Altísimo. Empero como hombres moriréis. Y caeréis como cualquiera de los tiranos”. El sentido que encierra este Salmo abarca todo el sentido de la película.

Esto es una verdadera muestra del cine en su estilo mas puro un verdadero clásico instantáneo.

 10/10

Ficha Técnica:

  • Título original: Des Hommes et des Dieux.
  • Dirección: Xavier Beauvois.
  • Guión: Etiene Comar, Xavier Beauvois.
  • Reparto: Lambert Wilson, Michael Londsdale, Olivier Rabourdin.
  • Género: Drama.
  • País: Francia.
  • Duración: 122 min.
—-
HPS

2 thoughts on “Crítica a “Of Gods and Men” (2010)

  1. Esta es una de esas peliculas que solo despues de terminar de verla, comienzas a digerir lo que acabas de presenciar: una obra maestra. Esta vez la presenciamos en forma de un recorrido instropectivo de unos hombres comunes ante una situacion extraordinaria.

    La trama: 9 monjes franceses catolicos en un remoto pueblo de Argelia, ex colonia francesa en el Norte de Africa, conviven en paz con sus hermanos musulmanes hasta que la guerra civil estalla en 1996. Ante un peligro inminente, estos hombres de paz deben decidir si marcharse o quedarse con su gente. Y es ahi es que comenzamos a ver que no estamos ante una puesta en escena facil ni simplona; pues a pesar de que la respuesta esperada por el espectador de este grupo de hombres santos, seria quedarse y ser martires, el director nos presenta hombres con defectos, con miedos y que no tienen muy claro eso de morir encerrados en un monasterio. Vamos conociendo a cada uno de los monjes y como se refleja el egoismo humano a que estamos acostumbrados en nuestro diario vivir.

    Pero sin darnos cuenta, ocurre lo extraordinario: comienza un viaje interior a lo mas intimo de cada uno, donde tienen que confrontar sus demonios y el alcance de su fe. Y donde vemos como van cambiando ante nuestros ojos, que los que creian que lo tenian muy claro al principio que lo mejor era volver a Francia y salvarse, van descubriendo que estar en comunidad con sus hermanos y apoyarse mutuamente, es realmente la mejor decision.

    Y se nos presenta el dilema moral que mueve la historia, que enfrentarse a la muerte es preferible que traicionar sus principios y valores y que no hay cosa mas extraordinaria que la entrega por amor. Esta pelicula me recordo mucho a 12 Angry Men (Sidney Lumet, 1958) donde 12 hombres, jurados de un juicio, se encierran en un cuarto y deben decidir si crucifican a un adolescente acusado de un asesinato que a todas luces parece culpable o lo absuelven. Pero es que senores cuando se trata de un dilema moral, nada es blanco ni negro. Y es mucho mas facil condenar lo que se ve a simple vista que hurgar dentro de nosotros mismos, sacudiendo nuestra convicciones mas profundas en busca de una respuesta. Porque al final solo somos hombres, no Dioses.

    1. Excelente comentario Ángel estoy contigo 100% y si a eso le sumamos el nivel técnico del filme el cual es impecable, música perfecta y una fotografía impresionante que cuando se conjugan el resultado es maravilloso.

      Una verdadera Obra Maestra de nuestros tiempos!

Leave a Reply