The Irishman
Críticas

EL IRLANDÉS (2019): De Martin Scorsese

Con El Irlandés Martin Scorsese se pasea por senderos muy conocidos. El director neoyorquino es amo y señor en el cine gansteril. Su obra está repleta de títulos referenciales en ese terreno. Desde Mean Streets (1973), pasando por Goodfellas (1990) y hasta Casino (1995), la mano de Scorsese ha definido la percepción popular del bajo mundo y sobre todo de la mafia italiana. Su dominio de la técnica y el lenguaje cinematográfico ha encontrado en estas historias un universo para circular a sus anchas.

Una llave que se balancea en el encendido de un auto, un viaje en carretera o la celebración de una boda. Scorsese presta una atención fenomenal al detalle y nos mantiene en suspenso por 3 horas y 30 minutos. Cada secuencia está cargada de una tensión que nace por igual de la incertidumbre que pesa sobre los personajes y de los pesados silencios que anteceden a los punzantes diálogos.

EL IRLANDÉS

Frank “El Irlandés” Sheeran fue un líder sindicalista con estrechos vínculos con la mafia italiana. En el libro de 2004 “Escuché que pintas casas” el autor Charles Brandt recoge las memorias de Sheeran y su conexión con la desaparición del también líder sindicalista Jimmy Hoffa. Steven Zaillian (Moneyball, American Ganster) adapta la obra de Brandt y Robert De Niro se calza los zapatos de Frank Sheeran. Con un plano secuencia la cámara nos presenta a Sheeran quien se convierte en nuestro narrador. Cuando se abre el telón quedamos a merced de las anécdotas de El Irlandés y nos obliga a convertirnos en voyeristas de sus recuerdos.

Scorsese cimienta su discurso sobre tres pilares y De Niro es uno de ellos. Como en sus mejores años el hombre vuelve a dominar la pantalla con una fuerza descomunal y aun cuando esta en un papel familiar logra reinventarse. Desde el  ocaso ese Sheeran desnuda el alma y desmitifica la figura de los asesinos de la mafia. Si bien nos embriaga con sus diálogos es en los silencios donde mejor le vemos, la carga del lenguaje corporal traspasa la pantalla. La cadencia y el ritmo no tienen un solo momento bajo y El Irlandés nos agobia hasta la última secuencia con un gesto que puede parecer trivial pero que posee una importancia capital en los motivos del personaje.

HOFFA Y LOS BUFALINO

Las otras dos cabezas del tridente  son Al Pacino en su interpretación de Jimmy Hoffa y Joe Pesci quien hace de Russell Bufalino. El personaje de Hoffa es el eje donde pueden pivotear los demás elementos del filme. De su lado Bufalino es la cabeza de una de las organizaciones criminales más poderosas de Norteamérica. Operando desde el noreste de Pennsylvania los Bufalinos tenían sus manos metidas en todo y los sindicatos no fueron la excepción. Russell es quien introduce a Hoffa y a Sheeran, una asociación que dio al primero un brazo ejecutor y al segundo poder en el mundo de los sindicatos.

Una pantalla no parece ser suficiente para contener lo que ofrecen estos tres veteranos. Sí lo de De Niro es de antología Pesci y Pascino no se quedan atrás. Pesci como Russell Bufalino logra un personaje que causa pavor, con una calma pasmosa se apodera del momento y cuando entra en escena es como si viéramos a la parca deambular con su hoz. En tanto que Pacino es puro carisma con su pintoresca interpretación de Jimmy Hoffa.

Para dar un contexto de mayor relevancia la historia conecta con momentos determinantes en la historia de los Estados Unidos y el mundo. La malograda invasión de bahía de Cochinos, la crisis de los mísiles y el asesinato de Kennedy, todo se entremezcla y de alguna manera se conecta con ese Frank Sheeran.

The Irishman
Martin Scorsese en el set de El Irlandés (Google Images)

UNA CUESTIÓN DE LEALTAD

Debajo de la codicia, la corrupción, los asesinatos, El Irlandés asoma como una película sobre la lealtad. Esa relación tri-direccional es puesta a prueba cuando la crisis alcanza su punto más alto y es Frank Sheeran quien tiene que tomar la decisión más difícil. Es sencillo dispararle a un hombre en la cabeza frente a sus esposa e hijos pero es complicado rebuscar en la emociones cuando la única opción parece ser la traición.

Por supuesto que queremos volver a toparnos con esas marcas de fábrica de Scorsese y la furia poética con la que logra plasmar la violencia. En el camino lo encontramos y también nos encontramos al Scorsese más íntimo. El Irlandés se convierte en una película de estudio de personajes y el director sabe muy bien retratar en pantalla a esos hombres en encrucijadas existenciales, aquí por partida triple.

Rodrigo Prieto, quien ya había colaborado con el director en El Lobo de Wall Street (2013) se asocia una vez más para hacer gala de su talento con la cámara. Las secuencias exteriores nocturnas son impecables y también lo son sus composiciones de esos primeros planos que arropan la pantalla. Otra habitual de Scorsese, Thelma Schoonmaker, se sienta en la silla de edición para regalarnos las tres horas y medias más intensas que puedan imaginar.

El Irlandés es una pieza más que engrandece la obra de un director que se rinde ante el cine puro y que hace de su oficio un acto de exaltación del arte de contar historias.

10/10

Cine Clásico

The Godfather (1972).

Escrtio por: Ingrid Grullón.

¨El Padrino¨ es una película que no importa la edad a la que la descubramos o las tantas veces que podamos verla, esta obra de arte de Coppola no pierde nunca su misterio, fascinación, inteligencia, profundidad psicológica. Si bien es cierto que el guión se realizó a partir del libro de Mario Puzo y éste nos habla de una historia de mafiosos, Coppola lo convirtió en una tragedia familiar, y tan poderosos son sus argumentos que muchas se vieron reflejados en ella. Esta película habla del bien y del mal implicando políticos y policías corruptos, jóvenes inocentes, madres y hermanos que traspasan tradiciones y rituales pesantes que hacen sentir culpables a los personajes. El honor es presentado solemnemente.

La película obtuvo diez nominaciones a los premios Oscar, obteniendo tres: Mejor Película, Mejor Guión Adaptado y Mejor Actor, Marlon Brando. Este último rechazó el Oscar y envió a la ceremonia a una actriz estadounidense de origen indio, que se manifestó en contra del tratamiento que recibía su pueblo en las películas de Hollywood.

El casting de la película es uno de los más perfectos en la historia del cine, comenzando por un Marlon Brando en el papel de Don Vito Corleone, transformándose en un verdadero patriarca cuyos valores morales los defiende como si estos fueran los definidos e universales. Después de esta actuación de Brando fue imposible verlo sin pensar en Brando–Padrino. La gesticulación y el tono de voz provocan escalofríos. Podemos citar dos momentos donde esto es palpable: uno es cuando ya asesinado su hijo Sonny, el Consiglieri Tom Hagen (Jorge Duval) llora y el Padrino le dice: ¨necesitas un  trago para decirme lo que está pasando¨. Otro es cuando se junta con todas las familias y quiere que su hijo Michael, interpretado por un Al Pacino joven, regrese, y advierte a los presentes con toda su calma que si algo llega a pasarle a Michael, el sería implacable.

El personaje principal de ¨El Padrino¨ parecería ser Brando, pero es la historia de Michael Corleone quien estaba destinado a una carrera prestigiosa. Es el más amable, seductor, educado e inteligente y es esta inteligencia que hará la diferencia con su hermano Sonny (James Caan). Sonny es impulsivo, violento; es la caricatura del verdadero gángster de las décadas de los 30-40 y es por eso que, por tratarse de una película de mafiosos, el espectador espera siempre que será Sonny quien dirigirá la familia Corleone, pero como en la vida real nunca es el impulsivo que dirige.

 ¨El Padrino¨ no sería una obra de arte sin la contribución mayor de la espléndida música de Nino Rota. Para definir ¨El Padrino¨ la palabra más justa es Ópera, tiene todos sus elementos: mujeres abusadas, hombres estrangulados, el machismo a su máxima expresión durante la celebración de festejos: misas, bautizos, matrimonios, concomitantemente se cometen asesinatos, torturas, violaciones, robos. Hay un fenómeno en el público de aceptación algunas veces de esta doble moral. Esta es la grandeza de Francis Ford Coppola, por supuesto que al realizar la segunda entrega de la saga muchas veces la convertimos en una.

Coppola se divierte cuando enfrenta a los personajes, las diferentes familias con sus diferentes poderes, pero el mágico encuentro es entre Corleone y su hijo Michael. En el ocaso de la vida de Don Vito, los diálogos y las muestras de cariño entre los dos hombres nos hace pensar en cualquier padre e hijo y circunstancias. De hecho Brando termina muerto entre las viñas, las uvas, el buen vino, y su hermoso nieto, como un semi-Dios. Podríamos escribir páginas interminables sobre ¨El Padrino¨, contar la película; pero creemos que no es necesario, que cada uno tiene su recuerdo personal de este monumento.

Calificación: 10/10.

Ficha Técnica:

  • Dirección: Francis Ford Coppola.
  • Guión: Mario Puzo, Francis Ford Coppola.
  • Reparto: Marlon Brando, Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton.
  • Género: Drama.
  • País: EEUU.
  • Duración: 175 minutos.
—-
Artículo suministrado por la Revista CINEASTA
Críticas

Pasado Implacable.

Son cientos los filmes en los cuales el personaje central trata de escapar de su pasado y ponerlo todo atrás para comenzar nuevamente, con frecuencia estos personajes arrastran una historia criminal o un pasado tan oscuro que el simple hecho de recordarlo duele. A la mente nos pueden venir un sin numero de personajes con estas características, pero lo que si es cierto que el numero se reduce si tratamos de pensar en cuantos han logrado su objetivo.

Puede parecer justicia divina pero estos sujetos siempre terminan envueltos y atrapados en su propio juego, es como si el mundo les jugara una broma pesada haciéndoles creer que pueden correr del destino para al final decirles: “Hola aquí estoy, soy tu destino!”.

Veamos estas 3 películas que prueban lo difícil que es escapar del pasado!

La clave: Jeff Bailey (Robert Mitchum) trabaja en una estación de servicio de un pequeño pueblo, pero en realidad solo busca esconderse de un pasado oscuro y hacer una nueva vida. Lamentablemente las cosas no serán tan fácil pronto aparece en su vida una femme fatale que revivirá todo el pasado lo que traerá consecuencias funestas.
La clave: Carlito Brigante (Al Pacino) es un ex-traficante que acaba de salir de prisión y busca reformarse y abrirse paso con una nueva vida. Pero pronto se dará cuenta de que su errores del pasado le pasaran factura, tratando de ser una oveja en un mundo de lobos Carlito termina probando un poco de su propia medicina.
La clave: Tom Stall (Viggo Mortensen) lleva una vida tranquila junto a su familia en un pequeño campo, trabajador y padre amoroso un tipo al que todos quieren. Cuando por una jugada del destino es víctima de un asalto en una cafeteria, en el cual  enfrenta a los criminales y termina matando a ambos malhechores, su habilidad termina por convertirlo en un héroe local. Junto con esta fama llegarán amistades de su pasado que el hubiera preferido no regresaran, Tom se ve obligado a sacar su pasado oscuro para defender a su familia.
HPS