Too Old To Die Young
Críticas

Too Old To Die Young (2019): De Nicolas Winding Refn

Si hay una constante en la carrera de Nicolas Winding Refn es que no compromete nada. Su estilo visual y narrativo, además de su provocativo discurso, siempre prevalece. No importa las condiciones o el proyecto que el cineasta danés aborde, nunca le hemos visto ceder terreno en favor de complacer gustos o consentir la corrección política. Too Old To Die Young (2019) es el ejemplo perfecto para soportar lo que afirmo. Esta miniserie producida por los estudios Amazon rompe los paradigmas modernos de las series de televisión. La norma procura un entretenimiento simple y de fácil digestión. Aún en las propuestas más serias y comprometidas la satisfacción del público suele predominar antes que la integridad del discurso. (more…)

7500
Críticas

7500 (2019): De Patrick Vollrath

El director Alemán Patrick Vollrath se estrena con su primer largometraje con esta 7500 (2019). El hombre no se conformó con la silla del director y el guión también lleva su firma. El gancho más fuerte del filme es sin dudas su protagonista Joseph Gordon-Levitt. Para los estudios Amazon resultaba evidente poner en grande el nombre de Gordon-Levitt en el afiche principal y salir a vender. Luego de un pase por festivales en los que se incluye el de Locarno, en Suiza, el filme abrió de manera limitada en salas de Alemania y Suiza antes de estrenarse al mundo de manera digital desde la plataforma de Amazon Prime en junio de 2020. (more…)

zerozerozero
Críticas

ZeroZeroZero (2019-): De Stefano Sollima y Leonardo Fasoli

El oscuro mundo de las drogas es una fuente inagotable de historias. El cine y la televisión no se cansan de nutrirse de este prolífico afluente. Un dudoso glamur se ha gestado en las historias que pintan a los malhechores que comandan las organizaciones criminales que mueven las fichas en el bajo mundo. Ejemplos sobran, desde el inmortal Vito Corleone hasta el más nuevo Miguel Ángel Félix Gallardo de Diego Luna en Narcos: México. La nueva propuesta de Amazon Studios es ZeroZeroZero, una serie limitada que ofrece una visión con aires de frescura sobre el mundo de las drogas.

Leonardo Fasoli (Gomorrah, El Inmortal) y Setefano Sollima (Sicario: Day of the Soldado, Suburra) son los creadores y los que comandan el equipo de guionistas que han trabajado en los ocho episodios de esta primera temporada. El equipo de producción suma también a un director del calibre de Pablo Trapero (Carancho, El Clan). Como ya es habitual estas series no escatiman en nada y los niveles de producción no tienen nada que envidiar a ninguna producción pensada para cine. Esta en particular requiere de una variedad de locaciones que se extienden desde las costas mexicanas hasta las playas italianas. Seguimos un cargamento de drogas desde su punto de origen, a través del Atlántico, hasta las manos de los compradores. El libro de Roberto Saviano cobra vida bajo los reflectores.

LOS PROVEEDORES

Las tres líneas de tiempo que se desarrollan de forma paralela en ZeroZeroZero tienen como punto de origen la plaza de los proveedores en la ciudad de Monterrey en Mexico. Los hermanos Leyra, interpretados por Víctor Huggo Martin y Flavio Medina, tienen el control de las operaciones en esa ciudad y están dispuestos a proveer las 5 toneladas de cocaína que necesita Don Minu (Adriano Chiaramida). Su organización, la ‘Ndrangheta, está tratando de reorganizarse y volver a establecerse como la fuerza imponente que una vez fue.

El mundo de los Leyra se tambalea debido a los conflictos con otros carteles y Manuel (Harold Torres), un militar de las fuerzas élite, pone sobre la mesa una oferta que puede ayudarlos a establecer un dominio absoluto. Sobre estos conflictos la historia nos enseña la primera punta del tridente, especialmente en la figura de Manuel. Frio y calculador su personaje va creciendo y a su paso aplastando todo lo que se le interponga en su camino.

ZeroZeroZero
Escena de ZeroZeroZero (Google Images)

LOS INTERMEDIARIOS

El hilo que une a los mexicanos e italianos es la familia Lynwoods. El patriarca Edward (Gabriel Byrne) ha estado en el negocio por mucho tiempo y su hija Emma (Andrea Riseborough) es ahora su mano derecha. El hijo menor Chris (Dane DeHaan) no juega un papel importante pues el padre no lo quiere en los turbios negocios de la familia. Un giro inesperado en los eventos obliga a Emma a involucrar a Chris para hacer llegar el cargamento hasta los compradores.

El guión utiliza a los Lynwoods como el pívot para que las otras piezas se mueven con fluidez. Esta segunda punta del tridente posee la carga emocional que sirve como gancho para crear empatía. Los dos muchachos de los suburbios de Nueva Orleans y su odisea para salvar no solo el negocio de la familia sino también el pellejo.

LOS COMPRADORES

La tercera cabeza que completa el tridente es la de las familias italianas. Mientras Don Minu trata de poner las cosas en orden una brutal guerra por el poder se desata en su territorio. Su nieto Stefano (Giuseppe De Domenico) tiene otros planes y su visión no comulga con la del patriarca. Aún cuando las cosas se mueven a un ritmo menos frenético en esta tercera línea de tiempo, su ritmo es implacable. El cargamento que se viene se percibe como la salvación y pero en igual medida es la manzana de la discordia.

Una movida arriesgada de Stefano deja expuesta a la familia y lo obliga a cruzar camino con los intermediarios. En este personaje el guión encuentra una pieza fundamental que funciona como catalizador y obliga a los demás personajes a tomar decisiones cruciales.

Si bien ZeroZeroZero tiene una muy definida vocación como producto de entretenimiento, hay espacio para un correcto desarrollo de personajes y un planteamiento acertado de la historia. Buenas actuaciones y una historia que fluye sin tropiezos la convierten en una serie con mucho potencial.

8/10

one child nation
Críticas

ONE CHILD NATION (2019): China y la política de un sólo hijo

La política de control de natalidad implementada por China en los años 70 marcó su destino. Tiene que ser uno de los experimentos sociales más atrevidos en la historia de la humanidad. El documental One Child Nation aborda, desde el punto de vista de una víctima, la norma fijada por el gobierno chino en los 70 y que estuvo vigente hasta 2016, que limitaba a las parejas a tener un solo hijo. El filme de Nanfu Wang y Jialing Zhang comienza como una búsqueda personal y se adentra inevitablemente en la realidad de millones de personas. Lo que parecía ser la panacea para todos los problemas se ha convertido en el yugo que amenaza a una nación.

El lenguaje es simple y directo, la cámara marca el paso y las historias se encargan de engrandecer el discurso que van cosiendo los realizadores. En ocasiones hace falta una mirada privada para poner en perspectiva un problema general. Aquí lo que se ventila son repercusiones emocionales que cuando nacieron nos estaban vestidas de maldad, el proceder era sistemático y se instaló en la cabeza de todos con una precisión quirúrgica.

REBUSCANDO EL PASADO

En el momento en que Nanfu nos enseña un fragmento de su pasado y revela su motivo para embarcarse en el viaje que representa One Child Nation, la empatía es instantánea. Como siempre esas visitas al pasado en ocasiones traen más que nostalgia. No pasa mucho tiempo cuando esas viejas heridas comienzan a sangrar y duelen como si se acabaran de infligir. Es un buen punto de referencia el que establecen los directores pues el espectador puede ir a la fuente, a los que sufrieron en carne viva un programa que cambió el mundo de millones de personas.

one clid nation
Nanfu Wang (Google Images)

Como en un escenario orwelliano vemos los resultados de la propaganda. Todo el engranaje funcionando con la precisión de un reloj suizo y el objetivo siendo adoctrinado para responder a las órdenes de su patrón. Mientras más de cerca miramos la realidad más difícil resulta de digerir. Igual de impresionante es escuchar a los ejecutores sin un ápice de remordimiento por sus acciones, solo una excepción nos encontramos, el contraste dentro del sin sentido. Una mujer procura con afán redimir su pasado y lo hace impulsando vida.

Es lógico pensar que las víctimas de este macabro experimento son las vidas que se cercenaron antes de tener la primera bocanada de aire o las que perecieron como daños colaterales del propio programa. Pero el daño se extiende como un cáncer que abarca todo, las réplicas se prolongan por generaciones. Cuando Nanfu confronta a su familia esto se hace evidente y es el momento donde el documental alcanza su clímax.

One Child Nation es un documental revelador, inquietante y perturbador. Por instantes desalentador pero con destellos de luz y esperanza que nos invitan a prevalecer.

8/10

The Boys afiche
Críticas

THE BOYS (2019-): Súper Héroes Al Desnudo

Si los súper héroes existieran nos imaginamos que sería algo muy parecido a The Boys. La nueva serie de Amazon nos pinta un universo que dista mucho de los paradigmas que han establecido las películas inspiradas en los cómics. La humanidad siempre ha anhelado un salvador y en las páginas de las tiras cómicas se engendraron los mejores. Que útil sería un Superman o un Batman. Que ciudad no gustaría tener del lado de los buenos a un Spider-Man, Aquaman…bueno tal vez para ayudar a limpiar los océanos. Son perfectos y encima de eso no viven para otra cosa que no sea hacer el bien.

Pues Eric Kripke, Evan Goldberg y Seth Rogen la han emprendido por otro camino. En The Boys el trío nos presenta una sociedad donde los súper humanos son controlados y mercadeados por una mega corporación. Todo tiene que ver con el dinero y cómo hacer que cada uno de ellos suba su cotización ante la sociedad para que sigan siendo productivos. Esto no se trata de salvar al mundo de una amenaza alienígena, esto se trata de cada uno salvarse a sí mismo sin importar las consecuencias. Nada de súper y mucho de humano.

Los 7 vs The Boys

La tragedia es el componente que pone en marcha toda la trama de la primera temporada de The Boys. La obsesión de Billy Butcher (Karl Urban) es mostrarle al mundo que “Los 7” no son más que un grupo de corruptos. La ocasión ideal se da cuando Hughie Campbell (Jack Quaid) queda sumido en una depresión luego de un accidente que involucra a A-Train (Jessie T. Usher), miembro de Los 7. Billy aprovecha ese momento de debilidad y logra que Hughie le ayude en su cruzada. De manera muy hábil el guión nos va revelando los personajes centrales hasta que nos deja con la confrontación de los súper contra los muchachos. Acostumbrados a las luchas titánicas de villanos y súper héroes esta parece muy desigual, pero es ahí donde mejor funciona. El enfrentamiento se da más en el plano táctico y psicológico que en el campo de batalla.

De lado de los buenos que ahora son malos, Homelander (Antony Starr) comanda la tropa. Un Superman menos divino y más teñido por sus rasgos humanos. Queen Maeve (Dominique McElligott) sería el equivalente a la Mujer Maravilla y The Deep (Chace Crawford) se alinea con Aquaman. Junto con ellos otro grupo de súper humanos sirven bajo las órdenes de Madelyn Stillwell (Elisabeth Shue) quien a su vez vela por los intereses de la corporación Vought. Lo más interesante es como The Boys nos muestra el lado más vulnerable de los súper, su lado más humano y su lado más oscuro. Las ambiciones personales y el propio instinto de conservación hacen que cada uno de ellos actúe sin reparar en consecuencias. No muy lejos están Billy y sus muchachos que se mueven por una sed de venganza disfrazada como bien superior.

The Boys
Dominique Mcelligott y Antony Starr (Google Images)

 Súper Héroes en Vivo y A Todo Color

Garth Ennis y Darick Robertson son los creadores del cómic homónimo que sirvió de base para la creación de The Boys. DC es la casa que publica y de ahí las licencias para que muchos de los personajes parodien a algunas de las figuras más importantes de su universo. Aun cuando esta serie de Amazon se inclina por el entretenimiento hay detalles muy valiosos en su realización que la hacen refrescante. Dentro de toda la carga de violencia y humor negro se encuentran muy bien insertados detalles que aportan profundidad a la historia y la hacen merecedora de un buen análisis socio-cultural.

“Su mayor debilidad es su reputación”

Hace mucho sentido pensar que en el mundo real una o varias corporaciones se adueñaran de estos sujetos con poderes infinitos para lucrarse. Igual se hace evidente pensar en cómo la presión social podría destruir emocionalmente a nuestros héroes haciendo que su lado humano comenzara a tomar decisiones erradas. The Boys tiene éxito poniendo en pantalla personajes emocionalmente inestables e inseguros gracias a un conjunto de buenas actuaciones. En su concepción la presente tiene deuda de gratitud con Watchmen (2009) con la que conecta en ideas y en algunos aspectos de su puesta en escena.

The Boys es un buen inicio para una serie que puede marcar un punto de giro en el universo de los súper héroes.

8/10