Críticas

Made in Brazil.

Mi contacto con el cine Brasileño llega con el filme del director Fernando Meirelles Ciudade de Deus (2002) o por su nombre en español Ciudad de Dios. Aunque la historia del cine de este país se remonta muchos años atrás y podemos encontrar filmes con el sello de “Hecho en Brasil” desde la década de 1930, lo que ha llevado ha esta nación a establecer con el paso de los años una industria cinematográfica solida.

Las películas Brasileñas ha dejado su marca en el cine mundial con filmes como: Pixote (1981) del director Héctor Babenco, Central do Brasil (1998) de Walter Salles, El Pagador de Promesas (1962) del director Anselmo Duarte y muchas otras que han por su calidad han dado la vuelta al mundo.

Aquí un listado con mis películas Brasileñas favoritas de la época moderna.

La clave: El filme posee un estilo visual impresionante con una fotografía esplendida y una narrativa no-lineal inteligente y fluida que le da una fuerza impresionante al argumento de la película. Ciudad de Dios ganó mas de 55 premios a nivel mundial incluido un BAFTA a la Mejor Edición.
La clave: Filme ambientado en la década del 70 cuando Brasil estaba sometido bajo una dictadura y que nos presenta las dificultades de una época violenta vista desde la mirada de un niño. Con una historia sólida y original el director nos ofrece una verdadera joya cinematográfica.
La clave: Esta es una de mis películas favoritas por la forma como el director logra mezclar la acción con un drama intenso. El filme posee una edición impecable y unas actuaciones maravillosas. Este filme puso a su director en el mapa y le valió reconocimientos a nivel mundial, incluido un Oso de Oro en el festival de cine de Berlin.
La clave: Filme cargado de un humor negro increíble apoyado en una historia inteligente y cargada de situaciones bizarras. Una de las películas divertidas que he visto en los últimos años, el filme cuenta con una secuencia final formidable.
La clave: Un drama conmovedor que se desarrolla fluyendo sobre una edición brillante que utiliza el montaje paralelo como su mejor aliado. Excelentes actuaciones que complementan un filme solido y que nos atrapa desde el minuto inicial.
La clave: Pocos filmes logran mantener el estatus de sus predecesores, pero para suerte nuestra la segunda entrega del aclamado filme Tropa de Elite lo logra. Esta segunda parte sirve de complemento perfecto de la historia y lo logra con una historia profunda y coherente.
Ahora amigos lectores es su turno para aportar sus selecciones.
—-
HPS