Afiche Once Upon A Time
Críticas

Érase Una Vez En Hollywood (2019): Tarantino y Sus Demonios

Con Tarantino siempre hay un Érase una vez en Hollywood. De esa fuente  el hombre de Pulp Fiction se ha alimentado hasta la saciedad. En sus andares ha ido robando fotogramas para encender su inspiración, ha robado patrones y ha encontrado su propia voz. Su novena película se anticipa como su penúltimo trabajo. Cuando llegue a la decena, el retiro.

Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) es un veterano actor de televisión que se enfrenta al ocaso de su carrera. Rick se pasea por el Hollywood de 1969 junto a su inseparable doble de riesgo Cliff Booth (Brad Pitt). Las vidas de Rick y Cliff terminan conectando con figuras claves del mundo del cine y la televisión de la época. Tarantino se las arreglas para insertar en la mezcla a Sharon Tate, interpretada por Margot Robbie, y de paso nos introduce a los macabros crímenes de la familia Manson que tuvieron lugar en ese preciso período de tiempo.

De Hollywood y Otros Demonios

Con Érase una vez en Hollywood Quentin Tarantino nos lleva en su viaje más nostálgico, con una mirada al cine de una época ya pasada. Su firma pesa mucho y es imposible no verla. Haciendo un ejercicio de metacine nos lleva a las entrañas una ciudad que fabrica sueños alimentándose de almas. Con su sarcasmo y humor negro nos deja ver la cara oscura de los estudios y las grandes productoras.

La primera parte del filme se le alarga a Tarantino. Si bien visualmente nos sobrecoge y logra meternos en ese ambiente de finales de los 60, algunas secuencias se prolongan sin aportar valor a la trama. Lo mejor llega con los fabulosos diálogos que le caracterizan y que sirven para introducirnos a cada uno de los personajes. Una vez más hace gala de ese talento para llenar sus historias con un montón de personajes sin dejar cabos sueltos. Las rupturas con las líneas de tiempo, otra marca de fábrica del director, también se hacen presentes y funcionan a la perfección para dar agilidad a la historia.

DiCaprio & Pitt

A diferencia de la mayoría de las películas del director norteamericano, aquí no son las acciones el motor principal. Érase una vez en Hollywood se mueve impulsada por la fuerza de dos fabulosas actuaciones. Leonardo DiCaprio luce impresionante como Rick Dalton su personaje abarca un amplio rango de registros que nos llevan desde lo más hilarante hasta lo más conmovedor. En el otro lado del ring está Brad Pitt con su Cliff Booth que pasó de ser un héroe de guerra a un doble de riesgo para en las películas de Rick. Con el carisma y la fuerza que le impregna Pitt al personaje es imposible no amarlo.

En el caso de Margot Robbie y su rol como Sharon Tate la talentosa actriz no tiene mucho rango de acción. Se limita a nivel interpretativo y su presencia en pantalla no trasciende. Otros con menos tiempo en pantalla impactan más, como el caso de Damian Lewis haciendo de Steve McQueen y Bruce Dern que hace del viejo George.

Imagen de la película
Brad Pitt y Mike Moh (Google Images)

Ahí Viene Tarantino

Durante gran parte del filme Tarantino nos muestra un Hollywood cambiante y lo hace a todo color y lleno de luz. Las secuencias a pleno sol contrastan con el ambiente decadente que viven sus protagonistas y son pocas las secuencias nocturnas marcan por lo general una pausa para un nuevo comienzo.

Hacía el final de Érase una vez en Hollywood llega la secuencia nocturna más prolongada y la que marca el clímax. Comenzado con un ocaso en el que la ciudad comienza a cobrar una nueva vida, las luces de neón se encienden como preparando a la audiencia para el gran momento de la noche. Con un montaje paralelo el director acrecienta la tensión y nos arrastra a lo inevitable. La violencia que se había ahorrado por más de dos horas se desata con furia.

Sí que tenía espacio para cortar el metraje y esto le resta a la contundencia del filme. Las actuaciones y su gran ingenio para los diálogos se levantan como el punto más fuerte. Su habitual detalle para la puesta en escena que siempre es deleite visual no falla y el lente de Robert Richardson (Kill Bill, JFK) está ahí preciso para enmarcar cada cuadro a la perfección. Inconfundible la mano de Tarantino que nos atrapa en su universo audiovisual.

8/10

Críticas

Crítica a “I Am Bruce Lee” (2011)

Leyenda, mito, icono, inmortal, todos son adjetivos que le van muy bien al nombre de Bruce Lee, es más hasta podrían quedarle cortos y es que para medir la magnitud de una figura como esta no existen parámetros. El impacto y la marca del legado de Bruce Lee alcanza niveles inimaginables su paso por este mundo transformó de un zarpazo toda la cultura popular y se las arregló para de paso re-definir el cine de artes marciales.

No debe existir una sola alma sobre esta tierra y quizás en otros planetas que no haya escuchado alguna vez el nombre de Bruce Lee pero me atrevo a ir más allá, no debe haber quien no sepa que este tal Lee era un “chinito” que era capaz de acabar con un pelotón a puras patadas con el menor esfuerzo. Lee Jun Fan fue el nombre de nacimiento de esta leyenda y por más oriental que pueda sonar su lugar de nacimiento fue la ciudad de San Francisco en los Estados Unidos de donde tuvo que partir a la tierra de sus padres aun siendo un pequeño para luego regresar en el 1959 y comenzar a forjar su leyenda.

(more…)

Cinemaforum Podcasts

Podcast #17 Cinemaforum Radio.

Aquí está nuestro podcast número 17 Cinemaforum Radio, esperamos que el contenido sea de su agrado y les recordamos que pueden enviar su preguntas y sugerencias para ser incluidas en los programas venideros.

En esta entrega debatimos en el tema central sobre la películas de Artes Marciales y debido a que el tiempo fue limitado estaremos haciendo una segunda entrega de este tema. Esperamos sus sugerencias al respecto.

Todos nuestros podcast están disponibles en el iTunes store de manera gratuita, pueden suscribirse a través de nuestra página. También pueden escucharlo directamente desde los dispositivos Black Berry o iPhone.

Recuerden que pueden contactarnos a través de nuestro site oficial cinemaforumblog.com y también enviando sus preguntas a: cinemaforumblog@gmail.com. Y en las redes sociales:

Facebook: cinemaforum

Twitter: @cinemaforum / @oliveroller / @marcmejia

Para escuchar online

Para escuchar desde BB o iPhone o Descargar el archivo:

http://cinemaforumblog.podomatic.com/entry/2011-12-01T04_55_46-08_00

 

—-

HPS

Fuera de Foco

Artes Marciales en la Gran Pantalla.

Mientras compartía con mi buen amigo Gabriel Sangiovanni con el cual comparto la afinidad del gusto por las Artes Marciales, surgió la idea de que hiciera un post sobre las películas de Artes Marciales. Y como este foro se debe a sus lectores vamos a desarrollar el tema sugerido.

Desde que se dió la primera patada en el cine instantáneamente nació un matrimonio sin posibilidad de divorcio entre las artes milenarias de combate y el celuloide. Las Artes Marciales son para el cine lo que fue Sancho Panza para Don Quijote. La integración de las secuencias de peleas y el uso de especialistas en artes marciales llevó a otra dimensión el cine de acción.

Lo primero que debemos aclarar es que las películas de Artes Marciales son un Sub-género del cine de Acción. Este tipo de películas alcanzó su mayor esplendor en la década de los 70 principalmente con películas hechas en Hong Kong, la mayoría de estas de clase B. En esta misma época el cine recibió a la figura más iconica del cine de artes marciales en la persona de Bruce Lee (1940-1973) quién además de revolucionar el género por completo, se convirtió también en una figura de la cultura pop.

Como todos los géneros en el cine las artes marciales siempre han despertado pasión y muchas películas de este tipo con el tiempo se han convertido en películas de culto, como por ejemplo: Operación Dragon (1973), Drunken Master (1978) y la serie de televisión Kung Fu.

El cine de artes marciales ha cimentado la carrera de muchos actores y a otros les ha servido como trampolín para alcanzar el estrellato, dentro de los nombres más sonoros del género encontramos a, Bruce Lee, Jackie Chan, Jet Li, Donnie Yen, Jean-Claude Van Damme, Steven Segal y Chuck Norris.

Al principio las estrellas de este tipo de películas eran verdaderos conocedores de los estilos de pelea que veíamos en la pantalla, con el paso del tiempo y la modernización de la industria del cine este ya no era un requisito esencial. Hoy en día cualquier actor puede ser un gran maestro del combate valiéndose de instructores especializados para tales fines y también de la magia de los efectos digitales.

En la actualidad existen empresas que se dedican exclusivamente a coordinar las secuencias de peleas y tienen “dobles de riesgo” que se entrenan especialmente para realizar películas de artes marciales. Para algunos amantes de las técnicas de la “vieja escuela” (donde me incluyo) es mejor ver a un artista marcial que no es actor antes que un actor que no es artista marcial.

La belleza de una buena película de artes marciales es única, sus secuencias cuando están bien coordinadas y dirigidas pueden parecer una danza que nos hipnotiza con sus movimientos. Que hombre de niño no quería poseer las habilidades de los maestros del Kung Fu o quién después de ver Karate Kid (1984) no corrió a apuntarse en una escuela de Karate.

También tenemos las películas que exploran las artes marciales aunque este no sea su tema principal o su guión vaya orientado en otro sentido, pero de una forma u otra el elemento  forma parte de historia.

Existen grandes directores que han incursionado en el género como Akira Kurosawa  que tiene obras maestras que tratan sobre los legendarios Samurais como por ejemplo: Seven Samurai (1954), Yojimbo (1961), Sanjuro (1962). Podemos mencionar también a Zhang Yimou con filmes como: Hero (2002) y La casa de las dagas voladoras (2004)

Es hora de compartir sus favoritas!.

Aquí un listado de mis favoritas:

—-
HPS