Críticas

Temple de Acero.

Los hermanos Coen, que con el tiempo han demostrado que saben hacer cine y cuando digo cine me refiero a obras de una calidad incuestionable que han dejado su legado en la historia del cine. Basta con recordar sus inicios con aquella magnífica Blood Simple (1984), más adelnate con la inolvidable  Fargo (1996) y ya en la época más reciente con la aclamada No Country for Old Men (2007).

En esta ocasión los Coen toman una historia que ya había sido llevada al cine anteriormente con John Wayne interpretando el rol principal. Cabe resaltar que en esta nueva True Grit o Temple de Acero por su título en español, los Coen elaboran su propio guión partiendo de la novela de Charles Portis, razón por la cual no la podemos considerar como un “remake”.

Esta es la primera incursión de los hermanos Coen en el género Western y como es costumbre nos ofrecen un guión bien elaborado, cargado de su característico humor negro y lleno de planteamientos morales. Como piedra angular de su historia se valen de un tema de uso recurrente en el género, la búsqueda de la venganza de uno de los personajes, la diferencia está en como abordan el tema y su puesta en escena.

La historia nos presenta a Mattie Ross, interpretada de manera magistral por Hailee Steinfeld, quien debuta en su primer largometraje, ya que anteriormente solo había participado en series de televisión y cortometrajes. Y lo hace con una fuerza impresionante su presencia parece la de una veterana de la pantalla. En el eje central de la historia Mattie Ross una niña de 14 años esta obsesionada con encontrar al asesino de su padre, Tom Chaney interpretado por Josh Brolin y por tal razón se embarca en una aventura que le cambiará la vida.

Con el fin de lograr su objetivo la joven contrata a Rueben “Rooster” Cogburn, interpretado por el veternaro Jeff Bridges, un U.S. Marshall reconocido por su sangre fría y capacidad para capturar fugitivos. En su trayecto ambos cruzan sus caminos con el Texas Ranger LaBeouf , interpretado por Matt Damon, quien también anda tras la pista del asesino.

Bridges hace un trabajo excelente y Damon como siempre mantiene su nivel, el papel de Brolin no requiere mucho y solo tiene un corto tiempo en escena. Como todo buen Western la película nos ofrece planos exteriores impresionantes, personajes peculiares y enfrentamientos entre pistoleros, todo llevado de la mano experta de los Coen.

True Grit pone de manifiesto el dilema moral de la venganza en el ser humano y nos muestra sus consecuencias y lo que el ser humano es capaz de hacer por conseguir algo que considera justo. Para entender esta obra basta con reflexionar sobre un pensamiento que esta plasmado al inicio de la misma “No hay nada gratis en el mundo, excepto la Gracia de Dios”. Planteamiento que queda demostrado al final del filme.

Calificación: 7/10

—-

HPS