Ya no estoy aqui
Críticas

YA NO ESTOY AQUÍ (2019): De Fernando Frías

Cuando se arranca la tierra la herida nunca sana. La migración forzada es una llaga que siempre duele. Ese viaje tan convulso ha sido retratado en el cine de múltiples formas. Ya no estoy aquí (2019) de Fernando Frías se suma a esa larga lista. Desgarradores por naturaleza, los relatos de estos éxodos gritan cine desde su nacimiento. Es fácil tejer un drama en torno a las realidades que viven estos protagonistas que se embarcan para enfrentar lo desconocido. De manera muy particular la obra de Frías se distingue por mirar dos procesos, uno físico y el otro espiritual. (more…)

CANE FIRE
Críticas

CANE FIRE (2020): De Anthony Banua-Simon

Desde una búsqueda personal nace Cane Fire. El director Anthony Banua-Simon examina el pasado de su familia y en ese viaje descubre la historia de la isla hawaiana de Kauai. La isla guarda lazos muy estrechos con el cine de Hollywwod. Por allí desfilaron grandes luminarias y sus playas fueron el escenario de mega producciones. Pero Kauai escribió su propia historia fuera de los reflectores. La industria azucarera representó por mucho tiempo la mayor fuente de ingresos, pero esta estructura se construyó en base a monopolios y explotación de la fuerza laboral.

En un año marcado por las suspensiones debido a la pandemia, los festivales de cine se han reinventado. El prestigioso festival HotDocs, que es el más importante festival de documentales de América del norte, también tuvo su versión online. Más de 140 trabajos de todas partes del mundo tuvieron su premier mundial de manera virtual en la edición 2020. Dentro de este marco el documental de Banua-Simon Cane Fire (2020) se presentó al mundo. (more…)

Pacificado
Críticas

PACIFICADO (2019): Festival TRIBECA 2020

Como muchas otras cosas esta comienza con un “iba”. Común en estos tiempos de pandemia que nuestras frases comiencen con un aire de algo que puedo ser y no fue. La edición 2020 del Festival de Cine de Tribeca iba a ser mi primera y era una de esas primeras que se esperan con ansias locas. Como adolescente que anhela el primer beso, así esperaba estar en las calles de Manhattan disfrutando de la oferta de uno de los festivales de cine independiente más importantes del mundo. El asfalto se transformó en avenidas digitales y en una versión virtual TRIBECA 2020 entrega su cita anual. (more…)

OIAF
Fuera de Foco

OIAF 2019: EL PARAÍSO DEL CINE DE ANIMACIÓN

El Festival de Cine de Animación Internacional de Ottawa o OIAF por sus siglas en inglés acaba de clausurar su edición número 43. El gran premio de jurado terminó en manos de Kenji Iwaisawa por su filme “On-Gaku: Our Sound”. El austríaco Thomas Renoldner fu el otro gran ganador al quedarse con el premio al mejor cortometraje independente por “Don’t Know What”. Este año el OIAF recibió un total de 2,424 filmes de 93 países y 117 fueron seleccionados para entrar en competencia.

Fue en 1975 que se concibió este renombrado festival. La primera ceremonia se celebró del 10 al 15 de agosto de 1976 bajo la dirección del Instituto Canadiense de Cine y con la cooperación de la Asociación Internacional de Películas Animadas. La concepción original tenía como premisa realizar el festival cada dos años y de 2005 en adelante pasó a celebrarse de manera anual y desde entonces el evento está bajo la dirección del Instituto Canadiense de Cine. El OIAF atrae a cineastas y entusiastas de la animación de todas partes del mundo y es considerado el festival de cine de animación más grande de Norte América.

En el año 2002 el festival inauguró la Conferencia de la Animación mejor conocida como TAC por sus siglas en inglés. En este encuentro se dan cita las más importantes figuras de la industria de la animación con el público en general y con estudiantes aspirantes a desarrollar una carrera en la animación. Este es el evento de networking más importante de la industria. Las pantallas del OIAF han visto desfilar figuras del calibre de Richard Linklater con su “Waking Life” y Marjane Satrapi con su “Persepolis”.

Catgot
Catgot

WORLD STUDENT PANORAMA

Una de las secciones más interesantes del OIAF es la que presenta el trabajo de los estudiantes de todas partes del mundo. En el departamento de World Student Panorama el público tiene la oportunidad de conocer esos talentos emergentes gracias a los cortometrajes.

Grata sorpresa me llevé con trabajos como: “Sounds Good” de Sander Joon de Estonia con un peculiar humor y “Catgot” de Tsz Wing Ho de Hong Kong, una experiencia visual no narrativa que explora el uso de la música y el color. De igual manera me impresionó “Adorable” de Cheng-Hsu Chung de Reino Unido, en el mismo el director aborda el tema de la sexualidad de forma arriesgada y con valentía. Quizás la nota más alta se la puedo dar a un corto de solo 7 minutos y 39 segundos de duración del Reino Unido y dirigido por Yearin Lee, “Ursa Minor”. Lee nos regala una historia de una niña que es criada de forma muy estricta bajo los patrones de la religión, pero su impulso la lleva a buscar más allá y a descubrir cosas por sí misma. El uso del color y el minimalismo de los trazos dotan a este corto de una belleza conceptual y estética que seduce al ojo y a la mente.

El OIAF es un verdadero paraíso para los amantes del cine de animación y para los amantes del cine en general.

human capital
Críticas

HUMAN CAPITAL (2019): Una Cuestión de Principios TIFF 2019

En la sección de presentaciones especiales del festival de Toronto 2019 estaba Human Capital. El filme de Marc Meyers es un remake del filme Italiano homónimo del año 2013, ambos a su vez se inspiran en la novela de Stephen Amidon. Cuando entré a la sala no tenía ninguna referencia sobre este filme más que algunos nombres de sus protagonistas, la premisa sonaba interesante y algunos comentarios daban buenas recomendaciones del mismo. Algo me hizo recordar la fantástica película de Rumanía Child’s Pose (2013) y ese fue el empujón definitivo para entrar a la sala.

No he cruzado caminos con la versión italiana de Human Capital, es decir que mí única referencia es la presente de Marc Meyers.  En la secuencia inicial de la película vemos un celebración y a seguidas un accidente. Es ahí donde el guión siembra la intriga y hace que el espectador comience a elucubrar conjeturas. La historia nos lleva hasta Drew (Liev Schreiber) un vendedor de bienes raíces que atraviesa un momento difícil en su vida y también conocemos a su hija Shannon (Maya Hawke). La vida de la familia de Drew se conecta con Quint Mannig (Peter Sarsgaard) y su esposa Carrie (Marisa Tomei), primero desde un plano social y luego por eventos que desencadenan en una relación más peligrosa.

EL CAPITAL HUMANO

El guión de Oren Moverman (The Mesenger) pone a la audiencia a confrontar la realidad del ser humano en situaciones extremas. El muy en boga término de “capital humano” se aplica aquí para hacer una introspección a nuestros protagonistas, todos encarando momentos cruciales y tomando decisiones que pueden parecer irracionales. Marc Meyers se decide por el recurso del flashback para llevarnos por este drama familiar, la información se le da a la audiencia en pequeñas dosis como una táctica para aumentar la tensión y arrastrarnos ansiosos hasta el final.

Human Capital
Peter Sarsgaard y Liev Schriber (Google Images)

Pero Human Capital falla en su ejecución, la forma parece importar más que el fondo. Aquí nos motivan más los momentos aislados que ofrecen los actores que lo que la historia nos quiere contar. Las soluciones se dan apresuradas y algunas líneas narrativas poco aportan a la historia. La fuerza recae sobre Drew y su relación con Quint y en un segundo plano está Shannon que sirve como el nexo entre ambas familias. Si bien hay espacio para desarrollar el plano central de la historia la misma pierde fuerza cuando se insertan trazos de Carrie y su estropeada relación matrimonial entre otras secuencias que no suman al discurso central.

Lo mejor de esta Human Capital es los destellos que deja ver de Maya Hawke a quién conocimos en la tercera temporada de Stranger Things. La hija de Ethan Hawke y Uma Thurman parece tener un futuro promisorio. Fuera de ahí es una película muy convencional y no desarrolla todo el potencial que presenta su historia. La expectativa que se lograr crear en su primer acto se desvanece rápido.

6/10