The Gentlemen
Críticas

THE GENTLEMEN (2019): De Guy Ritchie

Volver a casa es reconfortante. Lo conocido trae seguridad y confianza. Imagino a Guy Ritchie sintiendo la adrenalina correr por su cuerpo al tiempo que traía a la vida a sus peculiares malhechores en esta The Gentlemen. Fue en ese universo que el director inglés nació. Primero con Lock, Stock and Two Smoking Barrels (1998) y luego Snatch (2000). Ese bajo mundo londinense cargado con delincuentes pintorescos se convirtió en un sello para Ritchie y es a esa esencia a la que ahora regresa. Hacía un buen tiempo que no le veía tan ágil en la dirección, aun cuando disfruté mucho su versión de The Man from U.N.C.L.E. (2015).

Parece que el destino quiere que el muchacho de Hatfield siga imaginando a delincuentes sofisticados y otros un tanto torpes. En esa mezcla ha forjado sus más distintivas marcas de fábrica y ha encontrado mejores resultados creativos. Imposible olvidar al Brad Pitt o al Benicio Del Toro que nos dibujó en Snatch. Lo mismo logra ahora con una serie de personajes que salpican la pantalla y giran en torno al Michael Pearson de Matthew McConaughey.

Los Caballeros

Michael Pearson (Matthew McConaughey) ha levantado un imperio creciendo y vendiendo marihuana. Algo le ha dicho que ya es tiempo de salirse del juego y busca la forma de vender su multimillonario negocio y retirarse. Sus planes se complican cuando la voz se corre en el mundo criminal y sus rivales ven la oportunidad de quedarse con sus operaciones. Las cosas se complican todavía más cuando Fletcher (Hugh Grant), un inescrupuloso periodista, visita a Ray (Charlie Hunnam) con una propuesta para extorsionar a Michael que puede poner en peligro sus planes.

Ese guión de Guy Ritche, que complementan Ivan Atkinson y Marn Davies, late al ritmo de una historia que se narra desde distintos puntos de vista y que juega con las líneas del tiempo. Fletcher es nuestro primer narrador y desde su mente nace una versión emocionante y llena de giros dramáticos, pero que prueba ser poco fiable. Desde la óptica de Michael se intercalan secuencias que corroboran o nos dan otra perspectiva de los hechos. Si bien es cierto que este es un camino que hemos recorrido de la mano del mismo Ritchie, el viaje se hace divertido y emocionante. El filme encuentra frescura en sus personajes y en las situaciones, el característico humor del director se inserta de manera precisa en las bien logradas secuencias de acción.

The Gentlemen
Colin Farrell y Charlie Hunnam (Google images)

Siempre Ritchie

The Gentlemen es una comedia de acción que funciona muy bien. Impecable puesta en escena e interpretaciones solidas hacen que Ritchie pueda traernos una vez más el cine que mejor le queda. Alan Stewart, que trabajó con el director en la nueva versión de Aladino (2019), se encarga de la cinematografía y desde su lente vemos como el meticuloso diseño de producción de Gemma Jackson (Juego de Tronos) se ilumina.

Otro factor clave es la edición de James Herbert (Edge of Tomorrow) y Paul Machliss (Baby Driver). El filme tiene ritmo gracias al gran trabajo de esta dupla. Entre balas, estafas y contra estafas conciben una cinta con mucha cadencia y contribuyen para que la narración se haga digerible a pesar de lo intrincado de la trama. Ritchie vuelve a su morada santa y se mueve a su antojo en un vecindario muy familiar.

7/10

https://www.youtube.com/watch?v=Ln2JKzmBBbg

Críticas

Frailty (2001).

Hablando de giros extraños el actor Bill Paxton dirigió y protagonizó esta menospreciada, misteriosa y excelente cinta que puede hacerte desconfiar de cualquier persona por lo menos por 5 minutos. Lo que me sorprendió de esta película fue lo bien realizada siendo esta la primera vez en que Paxton dirige una película, en ella encarna a un padre que por luz divina predica a sus hijos que Dios lo ha encomendado con una misión de destruir demonios que han tomado forma humana.

Para dos niños pequeños estar envueltos en asesinatos de personas que envuelvan el fanatismo y una hacha de todo el tamaño debe de ser algo un poco terrorífico cuando las ejecuciones son realizadas en su presencia. Aquí podemos observar a un Mathew McConaughey que volvió a un papel espeluznante como el que realizara hace unos años en una de las tantas versiones del gran clásico de terror de Tobe Hopper Texas Chainshaw Massacre aquí lo encontramos narrando el relato completo de los hechos que transcurrieron a lo largo de su vida.

Las actuaciones en esta película están a la altura de la trama, los niños interpretados por Matt O’Leary y Jeremy Sumpter se lucen junto al señor triatleta (McConaughey) que aunque corta su aparición logra su propósito.

La oscuridad en esta cinta es el factor importante, Bill Paxton logra esa sensación de estar atrapado en una situación de la cual no tienes salida, su actuación logra traducir la imagen de un padre atormentado por cumplir una misión divina y de tratar de hacer entender a sus hijos que es el trabajo de Dios que están realizando.

Las expresiones de horror, tristeza y alivio en el rostro de Paxton cuando ejecuta sus víctimas es sorprendente, en estas escenas el saca lo mejor definitivamente.

Esperando en desenlace del tercer acto es lo mejor de esta pequeña y magistral cinta del género de terror que disfrutaran los amantes de este género de horror en estos años los grandes estudios han contaminado, degradado y minimizado con efectos de imágenes generadas por computadora, las malas actrices gritando y las grandes bandas sonoras de grupos de rock pesado que a veces se venden más que la propia cinta.

Calificación: 8/10.

Ficha Técnica:

  • Título original: Frailty.
  • Dirección: Bill Paxton.
  • Guión: Brent Hanley.
  • Reparto: Bill Paxton, Matthew McConaughey, Poers Boothe.
  • Género: Terror / Suspenso.
  • País: USA/ Alemania / Italia.
  • Duración: 100 min.
—-
Gabriel Andújar.