Stranger
Fuera de Foco

Stranger (2017-): Una serie de Gil Ho Ahn

Por: Dahiana Acosta

Una serie dirigida por Gil Ho Ahn (Memories of the Alhambra) y protagonizada por Seung-woo Cho (Inside Men), Doona Bae (Sympathy for Mr. Vengeance – Kingdom), y Jae-myung Yoo (Confession), un thriller en el que un fiscal deberá investigar un caso de corrupción que tocará todos los niveles. Una premisa sencilla y que la hemos visto mil veces, en TNT y en la vida real. (more…)

TIGER KING
Críticas

TIGER KING (2020): El mundo de Joe Exotic

Los tigres son una especie en extinción. Los expertos estiman que en la actualidad no hay más de 3,200 viviendo en su hábitat natural. Mientras sólo en los Estados Unidos hay más de 5,000 en cautiverio. Envuelta en una insólita historia, Tiger King es una serie documental que en su núcleo es un grito de alerta de la crítica situación de los animales salvajes que son mantenidos en cautiverio. Otra historia llevó al cineasta Eric Goode a pasar cinco años de su vida persiguiendo los pasos de Joe Exotic y una larga serie de excéntricos personajes que habitan el mundo de esta nueva serie de Netflix.

La vida vuelve a presumir de su capacidad para sorprendernos. La lista es extensa y podemos seguir sumando trabajos documentales que nos muestran inusitadas historias que ponen nuestro mundo de cabeza. Recuerdo en 2012 cuando vi el documental El Impostor de Bart Layton que subraya la frase: “Toda mentira tiene dos lados.”. El trabajo de Layton va sobre un niño desaparecido y la odisea que pasa su familia. Hago este breve viaje al pasado sólo porque aquella historia es una de las más increíbles que jamás van a escuchar y esta Tiger King se mueve por los mismos senderos.

REY TIGRE

Joseph Allen Maldonado-Passage, mejor conocido como Joe Exotic, era el propietario del zoológico G.W. Parque de Animales Exóticos en Oklahoma, Estados Unidos. En 2016 se postuló como presidente y en 2018 como gobernador por el estado de Oklahoma. Su historia es el hilo conductor que nos lleva a conectar con otras figuras igual de excéntricas y todas unidas por una desmedida pasión por los animales exóticos, principalmente los tigres. Ni el mejor de los guionistas podría haber concebido un personaje como Joe Exotic, su vida bordea lo surreal y sus acciones son una consecución de eventos sin lógica alguna.

Eso Joe parece un imán para atraer individuos que parecen propios de una historia de fantasía. El pasado oscuro parece ser un factor común para todos los que cruzan su camino con nuestro protagonista. Desde la singular Carole Baskin, sobre la que pesa un misterio por la desaparición de su esposo, hasta el extravagante Bhagavan “Doc” Antle con su paradisíaco Myrtle Beach Safari en Carolina de Sur. Con la primera se crea la perfecta relación de antagonismo, mientras que con Doc Antle la asociación se da como la de los colegas que trabajan en el mismo oficio. Gran parte de la vida de Joe discurre entre los constantes enfrentamientos con Baskin debido a que esta se presenta como una conservacionista y protectora de los animales aún cuando su accionar presenta algunas incongruencias.

Joe exotic
Joe Exotic (Google images)

LOS SECRETOS

Lo que mejor maneja Tiger King es la edición y la forma en como se administra la información en esos siete capítulos. Podría decirse que se estira un poco, pero de igual forma la realización logra armar una historia que igual genera risas, como nos encierra en momentos de suspenso absoluto. La forma como un personaje nos va llevando hasta otro y se construye una cadena que pace interminable es otro recurso que se emplea de manera adecuada. Las entrevistas van quitando las capas para mostrarnos no solo la personalidad que se proyecta al mundo sino también los secretos más íntimos y es ahí donde los sujetos cobran relevancia.

Al igual que series como No te metas con los gatos y El asesino oculto: En la mente de Aaron Hernandez, esta encuentra su mejor refugio en la sordidez de los relatos que la vida le pone en bandeja de plata a los cineastas y a los productores. La flauta ahora es un abultado catálogo, pero al igual que las ratas de Hamelín, vamos todos hipnotizados a pagar nuestra suscripción para ver más historias similares.

7/10

Better Call Saul
Críticas

BETTER CALL SAUL (2015-): Del universo de Breaking Bad

Cuando en 2013 la serie Breaking Bad (2008-2013) llegó a su fin muchos fans entraron en una especie de duelo. La serie de Vince Gilligan marcó un hito en la televisión. El Walter White de Bryan Cranston se convirtió en una leyenda y sus andanzas con Jesse Pinkman (Aaron Paul) son hoy parte de la cultura popular. La llegada de Better Call Saul fue la respuesta a las hordas de fanáticos que elucubraban teorías de cual sería el primer personaje en ser adaptado en un spin-off. Material no faltaba pues cada uno de los personajes de Breaking Bad tenía suficiente trasfondo para sostenerse por sí solo.

Algunos abordaron con escepticismo el hecho de que fuera Saul Goodman (Bob Odenkirk) el elegido para el relevo. El pintoresco abogado, si bien determinante, no poseía los niveles de popularidad de un Jesse Pinkman o de un Gus Fring (Giancarlo Esposito). Lo que sí es cierto es que Odenkirk, después de Cranston, es uno de los actores con más herramientas dentro del elenco y también era la figura ideal para alinear las fichas en la historia de Gilligan que se desarrolla a modo de precuela.

SAUL GOODMAN

Además de las inevitables consecuencias de las acciones que al final hacen converger a Walter White y Saul Goodman hay otro hilo más fuerte que los ata. La esencia de estos dos personajes ebulle en ecosistemas diferentes pero la combustión tiene un factor común. Walter se convierte en Heisenberg en un proceso lento alimentado por la frustración, el trauma y en un sentido más profundo una obnubilación de poder. De igual manera Jimmy McGill hace el mismo viaje para transformarse en Saul Goodman. En apariencia las dos figuras centrales de Gilligan son pusilánimes despreciados por su entrono y cuando se encuentran contra la espada y la pared es cuando viene la reacción.

La profundidad de la historia y el detalle de los personajes fue la punta de lanza para el éxito de Breaking Bad. Aquí en Better Call Saul esa fórmula vuelve con la misma efectividad. Gilligan se toma su tiempo para moldearnos a ese Saul Goodman. Nos lleva a sus orígenes y nos hace conectar con ese Jimmy que deja ver detalles cruciales para lo que será su mutación. Bod Odenkirk se luce en su personaje, y aún cuando no tiene el escenario espectacular que le brindó a Cranston Brekaing Bad, se engrandece en una historia más pausada e introspectiva. A fuerza de actuación y con un guión brillante Better Call Saul logra ser intensa y divertida.

Better Call Saul
Jonathan Banks y Bob Odenkirk (Google images)

GUS FRING Y OTROS DEMONIOS

Si había alguna duda de que Better Call Saul debía ser la sucesora de Breaking Bad todo quedó despejado cuando la historia comenzó a posicionar todas las fichas. De manera precisa el guión de Gilligan va insertando a esas figuras que hicieron de la predecesora la serie que fue. El imponente Gus Fring, que poco a poco va cobrando importancia y cada vez que entra en escena hace subir los niveles de adrenalina. Hector Salamanca (Mark Margolis) y sus orígenes que nos dan una visión más profunda del universo de la serie predecesora. Y también Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks) discreto y efectivo. Desde sus puntuales diálogos se convierte en una de las figuras más importantes y la actuación de Banks es de primera.

El alto nivel de producción se mantiene y desde el diseño de producción, la decoración de los escenarios, la música, la edición y hasta la impecable cinematografía todo el engranaje funciona a la perfección. Llegando a su quinta temporada Better Call Saul está trillando un camino para hacer su propia historia.

9/10

Love Death & Robots
Críticas

LOVE, DEATH & ROBOTS (2019-): Original de Netflix

La serie de Netflix Love, Death & Robots es un buen ejemplo de que tanto ha cambiado la industria del cine y la televisión. Mientras productoras y exhibidoras se encarnan en una despiadada lucha por márgenes y beneficios, el público se refugia en las plataformas alternativas y encuentra un sinfín de opciones para consumir. En la actualidad lo que se produce para televisión tiene una calidad cinematográfica innegable.

Atrás quedaron los días donde la televisión se suscribía a unos códigos diferentes y se alineaba siempre en el camino del entretenimiento pre-estructurado. Hoy productores y realizadores tienen en ocasiones más libertad para actuar bajo el mando de las nuevas cadenas de servicios de streaming y demás hierbas aromáticas. Solo en el mundo virtual de Netflix podría tener cabida una serie como esta de Tim Miller (Deadpool). Ya con la experiencia de su serie Mindhunter, David Fincher se suma como productor ejecutivo.

En la pasada ceremonia de los premios Emmy la serie se llevó 4 galardones para seguir reafirmando que Netflix es un contrincante serio para los estudios tradicionales.

LOVE, DEATH & ROBOTS

Una colección de cortos animados es lo que ofrece Love, Death & Robots. Sus episodios con un rango entre 6 y 17 minutos se aventuran por toda una serie de géneros que abarcan desde la comedia hasta el horror. Cada historia es un cortometraje independiente que funciona por sí mismo sin necesidad de conectar con los otros. En su primera temporada la serie se compone de 18 episodios y si buscamos un hilo conductor podemos mirar al papel del ser humano de cara a la tecnología.

Tomar como muestra “Three Robots” donde tres robots se pasean por un mundo pos-apocalíptico sólo para ver como el hombre terminó por ser su peor enemigo. O tal vez “Sonnie’s Edge” que nos sumerge en un mundo de peleas clandestinas. Y si queremos ver la capacidad para cambiar de forma radical de esta serie podemos buscar “When the Yogurt took Over” y dejarnos seducir para la sátira social y la crítica a los sistemas políticos.

Love Death & Robots
Love, Death & Robots (Google Images)

NO PARA CORAZONES DÉBILES

Esta Love, Death & Robots no se reserva nada, lo muestra todo. Gráficamente la realización es superba y los niveles de detalles de cada cortometraje son impresionantes. Así como su capacidad para cambiar de género, así también cambia de estilo de animación. Secuencias en dos dimensiones, otras en tres dimensiones, otras más minimalistas y hasta las más avanzadas técnicas de animación en computadora. Igual algunos de los episodios se roban trazos del manga para dar vida a sus personajes.

Otro elemento determinante es el uso de la violencia en las historias. La mayoría de ellas nos presentan una carga fuerte de violencia y en ocasiones se combina con secuencias eróticas. El uso de ambos recurso se justifica muy bien y se adapta al entorno de la narración. El uso de la animación como medio para contar los relatos les da a los realizadores una libertad que sólo se puede conseguir en este universo.

Tan preciso como su título es lo que ofrece esta serie animada: Amor, Muerte y Robots.

8/10

mindhunter
Críticas

MINDHUNTER (2017-): En La Mente Del Asesino

Mindhunter es uno de los puntos más altos en la carrera de David Fincher. Esta serie original de Netflix estrenó en 2017 y hasta el momento nos ha regalado dos fabulosas temporadas. De la mente que engendró películas como Se7en (1995) y Gone Girl (2014), nos llega esta serie sobre una pareja de agentes del FBI que se dan a la tarea de interrogar a asesinos en serie para tratar de resolver casos actuales. Fincher es productor ejecutivo de esta serie y también ha dirigido múltiples episodios. El que conoce su universo podrá ver su firma a lo largo y ancho de las dos temporadas.

El tiempo ha sido un gran aliado de Mindhunter. Contrario a otras series que languidecen con el paso de los episodios, esta se crece. El nivel de detalle es impresionante y la realización de cada entrega es poesía cinematográfica. La conjugación de la fotografía y la música nos sumergen en un mundo tenso del cual no podemos escapar y le dan a esta serie un toque distintivo. Erik Messerchmidt (Gone Girl), un conocido de Fincher, ha tenido la responsabilidad de dar vida con su lente al mundo de Mindhunter. Mientras que Jason Hill ha tenido la responsabilidad de crear el mundo sonoro de la serie.

MINDHUNTER

Si hacemos una traducción literal Mindhunter es un cazador de mentes. Precisamente eso hacen los agentes Holden Ford (Jonathan Groff) y Bill Tench (Holt McCanally), cazar mentes. La serie nos lleva a finales de los años 70 en los días cuando el FBI apenas comenzaba a desarrollar las técnicas que le ayudarían a comprender mejor las motivaciones de las mentes siniestras del crimen. Son Ford y Tench los que llevan la bandera de esta revolución investigativa acompañados por la brillante Dra. Wendy Carr (Anna Torv). La serie logra distanciarse de las muletillas del género y se escuda primero en una magnífica escritura y segundo en actuaciones superbas de este tridente. Agregando en esa mezcla las puntuales intervenciones de los actores de reparto que interpretan a los infames criminales del mundo real.

Mindhunter
Holt McCanally y Jonathan Groff (Google Images)

Un profundo estudio de personajes es lo que propone Mindhunter y lo hace con mucha clase. La prístina puesta en escena sirve para embriagar la mirada y dejarnos digerir lo pesado y obsceno de esas transgresiones. Con cada episodio vamos entrando más en las complejidades de nuestros protagonistas y de sus vidas como agentes de la ley y como ciudadanos comunes y corrientes. Es en esa cotidianidad donde se engrandecen cada uno de los personajes y se humanizan para crear una empatía instantánea.

Dentro de la galería virtual de Netflix esta Mindhunter es una de las mejores series que van a encontrar.

https://www.youtube.com/watch?v=cRXkZgGGc0s