Cine Clásico

The Birth of a Nation (1915)

POR: HUGO PAGAN SOTO

Por definición un pilar es un elemento de soporte, si tomamos ese sentido de la palabra podemos decir sin vacilar que “The Birth of a Nation” es uno de los más importantes pilares del cine. Antes de que nos llegara Einsenstein con su “Acorazado” o Chaplin con “La quimera del oro” estuvo D.W. Griffith, quien en los orígenes de lo que hoy conocemos como cine engendró una de las obras más reverenciadas (y vilipendiadas) de todos los tiempos. Acusada y con razón de racista, “El Nacimiento de una Nación” es una de las películas más importantes a nivel artístico, técnico e histórico, un material que ha sido objeto de debate por años.

La obra de Griffith está basada en la novela y posterior obra de teatro “The Clansman: An Historical Romance of the Ku Klux Klan”,  este material fue una de las mayores fuentes de inspiración ideológica para el movimiento del KKK, ha jugado un papel determinante en la historia de los Estados Unidos, especialmente durante la guerra civil. Uno de los mayores puntos de debate siempre ha sido como D.W. Griffith hacía ver a los miembros del KKK como los héroes que salvaron la nación.

Si sacamos de la ecuación la declaración de racismo que expresaba Griffithbirth-of-a-nation-465 y nos quedamos con la parte de su aporte al cine, podemos entender porque este filme posee un fuerte valor cinematográfico. “The Bith of a Nation” es el primera película épica de corte histórico, si nos trasladamos al 1915 tratemos de imaginar lo difícil de concebir una película de 3 horas de duración y lograr que el público no abandonara la sala. Con sus innovaciones técnicas Griffith logró mantener al público interesado, close-ups para retratar expresiones dramáticas, tomas continuas, montaje paralelo y otras innovaciones en la edición reformaron para siempre la forma de hacer películas.

Con el uso de las nuevas técnicas de edición D.W. Griffith re-definió el lenguaje cinematográfico, de paso sentaría las bases para todo lo que vendría en años posteriores, otro aporte que se le reconoce es el uso, aunque rudimentario, de la profundidad de campo. El hecho de que Griffith incluyera en el drama histórico una historia de amor le suma aun más, esto aporta fuerza y dinamismo a la historia.

Este filme que pronto estará celebrando su centenario sigue teniendo hoy en día la capacidad de enseñarnos, de mostrarnos como se dieron los primeros pasos para hacer del cine un arte, para mostrarnos que el cine es más que entretenimiento. Un filme que de manera obligatoria debe ser visto por todo aquel que pretende conocer el séptimo arte a fondo.

10/10

Ficha Técnica:

  • Dirección: D.W. Griffith.
  • Guión: Thomas F. Dixon.
  • Reparto: Lillian Gish, Mae  Marsh, Henry B. Walthall.
  • Género: Drama.
  • Duración: 190 min.
  • País: USA.
HPS

 

 

Leave a Reply